viernes, 18 de abril de 2014

La culpa

La culpa siempre te lleva a sucesos pasados. Somos capaces de sentir culpa por algo que ya hicimos o dijimos. 
La culpa te hace sentir pequeño, te deja sin poder para crear tu futuro y paraliza tu presente por algo que ya pasó.
La culpa no tiene el poder de cambiar lo que ha sucedido, así que dejemos esto de lado y tomemos la firme decisión de aprender de los acontecimientos pasados. El pasado no se modificará por la culpa que sientas respecto a él. Sentir culpa no te hace mejor como persona, te paraliza e influye en tu presente y futuro. Cierra la puerta de la energía en tu vida, no te permite fluir, no te permite crear. No hace más que llenarte de un sentimiento nefasto que hace que atraigas a tu vida más de lo mismo. No te permite arreglar nada, cierra tu camino y te estanca.
No te enfoques en las cosas que no puedes cambiar. Perdónate y así podrás cambiar los resultados del futuro. Tal vez el perdón sea la herramienta más poderosa para sacar la culpa de tu vida.
Recuerda que ha cada paso creamos nuestro propio universo.