martes, 28 de enero de 2014

Don

Las personas que han sido históricamente conocidas por poseer una mayor cantidad de paz interior son aquellas que finalmente se dan cuenta de que nuestro convencimiento de que somos seres separados e independientes es tan solo una conceptualización. Cuando nos damos cuenta de ello, se pueden producir cosas de lo más sorprendente. No me refiero a saberlo de forma teórica o individual, sino a experimentar verdaderamente la sensación de no tener límites, de experimentar que estamos ligados a un todo inabarcable e interconectado. Una vez que sucede esto, sientes los efectos secundarios: como te encuentras en todas partes, no hay ningún lugar al que ir. Como lo eres todo, no hay nada fuera de ti que suponga amenaza. Y a eso le sigue la inmensa paz. Las personas que han tenido esta experiencia saben que ahora pueden jugar a que son un ente individual, pero nunca están separadas.

Bill Harris

No hay comentarios:

Publicar un comentario