lunes, 9 de diciembre de 2013

Lecciones

Ten cuidado con las personas que tratan de convencerte de que dejes de lado tu carácter o integridad, diciendo que nadie es perfecto, y molestándote por ser un idealista. El hecho de que nadie es perfecto no significa que “violar” lo que tu pienses es correcto. Es bueno aprender de tus errores, pero no siempre debemos de equivocarnos para aprender. Recuerda que tratar de ser perfectos y ser perfectos son dos ideas muy diferentes; la primera es integridad, la última es futilidad.
Tu carácter es único. Puede que no sea como el de los demás. Así que no trates de serlo. Desarróllalo en base a tu propia aptitud. La auto evaluación o la introspección funcionan correctamente, pero “nunca” te desanimes por fallas menores y críticas que giren entorno a tus fallas. Mantente firme en tus convicciones. Vas a tener éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario