viernes, 20 de diciembre de 2013

Amargo

Mira en el espejo y verás tu propia cara. Detrás de ella habitas tú. 
En tu cara puede verse si te has puesto máscaras: una de desprecio para los de debajo de ti, una repugnante igual para tus semejantes y la de sometimiento para los que están sobre ti. Una dulce, amarga e hipócrita sonriente para cuando vendes. Una de indiferencia para el trabajo, una de impertinente decisión para el bar, una amarga para la circulación y una hermética para la casa.
Detrás de esa cara vives tú. Tu cara es el espejo de tu futuro interno. Si tu cara ya no soporta ninguna sonrisa más, es que detrás de ella hay algo que se pudre. Tu corazón está enfermo. Un rostro frío viene de un corazón frío. La gente de caras amargas amarga la vida.
Trata de sanar tu corazón. Saca de él una sonrisa por el simple hecho de que serás más hermoso, solamente por eso.



Phil Bosmans

No hay comentarios:

Publicar un comentario