miércoles, 20 de noviembre de 2013

Conversando sobre el amor

Con respecto al amor, después del fracaso que han supuesto todos. 
Después del último que me marcó y me marcó por su engaño, he tenido nuevas oportunidades con otras personas, grandes personas que merecen lo mejor y sé que serían fieles a su palabra, y no he podido, no me puedo enamorar. Ahora tal vez sea yo la que falle. Puedo ilusionarme, sentir aprecio y conexión, pero enamorarme me cuesta. 
Estoy realmente disgustada con esto. Después de esa persona han venido cuatro y no ha salido nada bien. Ahora soy yo la criticada, ahora soy yo la mala de la película, a diferencia que desde que veo que no marcha, lo digo. 
A veces pienso que aún no lo he superado, o que no hay nada que superar. Que esa herida no ha cicatrizado, y queda la huella para siempre. Una marca que duele.
Otras veces pienso que sí lo he superado, que me dejó una gran enseñanza. Que esa herida sí ha cicatrizado, y queda la huella para siempre. Una marca que no duele. 
¿Sigo sintiendo algo por él? Claro que siento, está en mi memoria, pero ni es amor ni es odio. Ahora lo que siento es su recuerdo, totalmente sano y libre. Entonces me doy cuenta que el sufrimiento es opcional. Que tanto el primer pensamiento como el segundo son lo mismo, pero visto bajo perspectivas opuestas. 
¿Cuál es la perspectiva más sana? Yo, personalmente, me quedo con la afirmativa. 
¿Por qué soy capaz de verlo de forma afirmativa cuando la mayoría de personas que encuentro lo niegan? Estuve con una depresión muy grave, todo hay que decirlo. Pero yo en un principio era feliz, libre de inseguridades. Yo quería volver a ser la misma. Me apoyé en los libros, en varias películas y, disconforme con lo que oía en el exterior, sólo me permití escuchar música. Logré ver las cosas de forma positiva, con optimismo y serenidad. Y realmente pude ayudarme a mí misma. No sólo en el tema de desamor, sino en mi vida en general. 
Las personas que no me convenían simplemente se han ido. Mis amigos de verdad los conservo. Por fin el amor significa complicidad. Doy sin esperar nada a cambio. Mi consciencia logra la paz al darse cuenta que esas personas son reales porque te agradecen, valoran lo que haces. Y es exactamente lo que yo hago con ellas. Nada material, nada superficial. La lucha es de bienes sentimentales. 
Ahora, siendo capaz de estar en paz en esta posición, no necesito del compromiso con una persona para ser feliz. Doy mi amor y mi amistad y que la tome quien quiera, y me hago amiga de quien me escuche. soy fiel al que sigue conmigo.
¿Qué pasa en contra? La gente ignorante. Me señalan y me juzgan y eso es algo que me duele muchísimo, pero me callo, me deprimo y lo permito. Ojalá pudiera sentir rabia, ojalá fuera capaz de dar cuatro gritos y mandarlos a donde merecen, ojalá pero… me callo, me deprimo y lo permito. Lo permito porque sé que lo ignoran. Al darme cuenta de que son ignorantes dejo de deprimirme y entonces sobran palabras. Sobran las palabras porque sé que pasan en contra… simplemente pasan, rechazan quedarse.
Te hacen daño, te haces fuerte y entonces haces daño al que aún es débil. Aún pongo en duda de si ahora soy más fuerte. Suelo pensar que estoy siendo fría, pero no. Fría sería si me cerrara al Mundo, y es totalmente lo contrario. Antes desconfiaba de todo porque me escondía en mí misma, era muy insegura. Con esa persona logré abrirme y me enamoré de esa sensación. Ahora amo esa sensación y vivo con ella.
¿Por qué no funcionó esa relación? Porque él no logró abrirse. Él no estaba realmente enamorado de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario