jueves, 19 de septiembre de 2013

Creer y crear.

La creatividad es una de las cualidades más importantes que debe poseer un profesional para lograr sus objetivos. La creatividad es la que nos permite idear una forma distinta de llegar a nuestro destino. La creatividad es lo que nos permite diferenciarnos del resto de nuestros competidores. La creatividad es la que nos permite encontrar luz en los caminos en los que otros encuentran oscuridad.
Este es el motivo por el que insisto tanto en este tema.

En varias oportunidades me ha ocurrido que después de presentar una estrategia siempre aparece el comentario: “eso no se puede hacer porque nadie lo hace así”. Existe una posibilidad que lo que yo propongo no se pueda hacer, pero que se justifique con el hecho de que nadie lo hace así no es válido. Es más, si fuese cierto aún estaríamos viviendo en la edad de piedra.

La base de la creatividad es abrir la mente y visualizar el resultado deseado. Mirar el futuro. Luego pensar en distintas maneras de poder llegar allí, y lo más importante es no ponerse ningún obstáculo ni descartar ningún camino.

Existen muchas personas que cuando le vas a plantear una idea, en lugar de tratar de entenderla, dedican su mente a buscar la razones por las que lo que está escuchando no puede funcionar. Cuando alguien te esté contando una idea debes primero tratar de entenderla (hábito distintivo de los profesionales valiosos: entender primero para luego hacerte entender – Stephen Covey), luego visualizarla y determinar si de esa forma es posible llegar al destino (Tener el fin en la mente, otro hábito de los profesionales exitosos – Stephen Covey) y finalmente identificar lo que tuviera que ocurrir para poder desarrollar esa idea. En ningún momento se debe descartar, por más absurda que pudiese ser. Más adelante, y disponiendo de un conjunto de ideas desarrolladas y documentadas correctamente, es cuando se podrá decidir el camino a seguir.
Todas las ideas, incluso las más absurdas, ayudan a la creatividad a generar nuevas ideas quizás no tan absurdas. Esto se llama sinergia (Otro de los hábitos de los profesionales exitosos de Stephen Covey, ¿Coincidencia?).

En mi vida  he encontrado muchas personas que están más preocupadas en rechazar tu idea que en entenderlas, que están más pendientes de demostrar que ellos saben más que tú, personas que dicen que están dispuestas a cambiar siempre y cuando todo quede igual. Cuando te encuentres con uno de ellos, has lo que hago yo, no perder el tiempo y seguir adelante, ya que ellos se quedarán atrás, viviendo en su cueva. Evoluciona o muere. El cambio es el agente de la evolución, la creatividad es el motor del cambio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario