lunes, 16 de septiembre de 2013

Boberías de la cabeza.

Es impredecible saber lo que voy a hacer. Puede que un día me veas dando saltos de alegría, y dos minutos después me encuentres llorando, o que me encuentres deprimida y al segundo empiece a reír a carcajadas. Puede que pienses que soy tonta pero entonces digo la cosa más inteligente del mundo y te sorprendes, o pienses que soy muy lista y diga tantas estupideces que te lo cuestiones. Puede que creas que soy rica o pobre y de lo que no te das cuenta es de que necesito poco para ser feliz. Puede que sepas que me gusta cantar en la ducha, comer chocolate y llorar con pelis empalagosas, pero quizás no sepas que me gustan los deportes de riesgo, montar en avión y tener pesadillas. Puedes creer que me conoces pero en realidad no sabes nada de mí... o crees que no sabes nada sobre mí pero sabes más de lo que piensas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario