sábado, 24 de agosto de 2013

Mi locura, mi deseo, mi locura, mi idilio.



Con la esperanza dócil y las alas frágiles, me imagino un romance divino. El amor que dormita en el aliento irreal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario