jueves, 18 de julio de 2013

Dolor.

Me hiero a mí misma hoy para ver si aún siento. Me concentro en el dolor, la única cosa que es real. 
La aguja perfora un orificio. El viejo pinchazo familiar trata de matarlo todo pero yo recuerdo todas las cosas. 

¿En qué me he convertido? Mi más dulce amigo, cada persona que conozco se aleja al final. 
Pudiste tener todo mi imperio de impureza. Te defraudaré y te lastimaré. 

Uso mi corona de mierda en mi trono de embustera lleno de pensamientos rotos que no puedo reparar. 
Bajo la mancha del tiempo, el sentimiento desaparece, eres alguien más y yo aún estoy aquí. 

Si pudiera empezar nuevamente a un millón de millas de aquí, me conservaría a mí misma… encontraría un camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario