viernes, 24 de mayo de 2013

Crecer es cambiar de plano.

El desarrollo de la personas es inevitable. Vivimos aprendiendo y esto es algo que nos gusta, que nos sirve y nos complace.
Aprender es una cosa y crecer es otra cosa.
Dos conceptos tan relacionados y tan diferentes como:
Cumplir años y madurar.
Haber leído mucho y saber.
Entender y vivir.

Un día, más tarde o más temprano, sucede. Un día, llegamos arriba, al lugar más alto. Y cuando creemos tenerlo todo, abrimos otra puerta. Esta puerta da paso a otro plano del que nunca habíamos tenido noticia.
Nunca se nos había pasado por la cabeza que este plano, en el que nos habíamos movido desde siempre, no era el único.
Recién llegados al nuevo plano, uno siente un extraño déjà vu.
Otra vez está allí, abajo, en el rincón... Otra vez solo... Otra vez temeroso y a ratos desesperado...

martes, 21 de mayo de 2013

¿Para qué sirve soñar?

Silencio, es de noche. Ni un ruido, ni una voz... salvo en el interior de nuestro cerebro, donde hay un ambiente trepidante. Nos zambullimos en un mundo paralelo.

¿Qué ocurre exactamente en nuestra cabeza cuando soñamos? ¿Por qué?

¿En qué momentos de la noche soñamos?
A lo largo de la noche se alterna distintos tipos de sueño: el sueño lento (ligero y, después, profundo) y el sueño paradójico. Durante el sueño paradójico, el cuerpo está inmóvil, pero los párpados no paran de moverse y el cerebro está muy activo. en la década de 1950, los investigadores notaron que recordamos mejor los sueños cuando nos despertamos durante el sueño paradójico. Concluyeron que era ese instante cuando sobrevenían los sueños. Hoy se sabe que podemos soñar en cualquier momento de la noche, pero el sueño paradójico sigue considerándose un momento favorable para soñar.

¿Por qué los sueños parecen tan reales?
Los neurocientíficos descubrieron que las zonas del cerebro que se activan durante el sueño son las zonas relacionadas con la memoria y las emociones, pero también las que tienen que ver con los movimientos y las sensaciones (vista, tacto, etc.). Esto podría explicar por qué los sueños nos resultan tan reales. Por otra parte, los científicos han probado recientemente que soñar que se mueve un brazo despierta la zona del cerebro que activa el movimiento de los músculos.

¿Por qué ocurren cosas tan raras en los sueños?
Cuando estoy despierta y mi gata está ante mí, la reconozco, la oigo maullar, siento su olor. Las zonas cerebrales de la visión, del oído y del olfato se coordinan para que me lo pueda representar. Pero durante el sueño, la actividad del cerebro se organiza de un modo distinto: se activan las mismas zonas, pero las relaciones no e hacen del mismo orden. Así, puede suceder que reconozca a mi gata, pero esta tiene otro color o maúlla de modo distinto. Además, durante el sueño las zonas que nos indican los comportamientos que hay que evitar (como orinar en la papelera, por ejemplo) parecen desactivadas. Sí, durante el sueño nos desinhibimos. 

¿De dónde salen los sueños?
Dormir consolida la memoria. Así, si nos aprendemos un texto antes de acostarnos, nos acordaremos de él más fácilmente. Recientemente, unos investigadores estadounidenses han insinuado que soñar jugaría un papel en esto. Mostraron un laberinto a unos voluntarios y después los enviaron a descansar. Cinco horas más tarde, pusieron ante los voluntarios el mismo laberinto. Los que habían dormido se acordaban mejor del laberinto, y los más hábiles eran no solo los que habían dormido, sino, además, soñado. Por eso, llegaron a la conclusión de que el trabajo nocturno de reorganización de recuerdos podía ser la causa, o una de las causas, de soñar.

¿Para qué sirve soñar?
Para algunos investigadores, soñar no serviría para nada en concreto y las imágenes que cruzan nuestro cerebro serían fruto del azar. En cambio, para el gran neurólogo Michel Jouvet, soñar ayudaría a seguir siendo uno mismo a lo largo del tiempo. Según su teoría, el cerebro aprovecha el sueño paradójico, cuando se sueña mucho, para reorganizar las conexiones entre las neuronas, es decir, las células del cerebro y el sistema nervioso. Estas conexiones se modifican incesantemente, en cuanto el cerebro trata nuevas informaciones. Así, soñar permitiría "reiniciarlas" de acuerdo con las indicaciones genéticas, que determinan diferentes características individuales a lo largo de toda la vida.

¿Qué dicen los sueños sobre nuestra vida? ¿Pueden ayudarnos a conocernos mejor? 

¿Por qué tenemos pesadillas?
Cuando vivimos una situación estresante, no es raro soñar sobre ella durante la noche. Muchos psicólogos piensan que los sueños nos ayudan a enfrentarnos mejor a nuestros problemas. Un filósofo finlandés creía incluso que servían como "terreno de entrenamiento" para afrontar los problemas. Eso nos permitiría ser más eficaces en estado de vigilia. Por otro lado, las personas que se han enfrentado a situaciones duras, como un accidente o la muerte de un familiar, pueden soñar con el objeto del trauma durante meses o años. Y se ha comprobado que el día que dejan de soñar eso se sienten mejor. Otra razón más para pensar que los sueños ayudan a soportar los sufrimientos.

¿Hay que interpretar los sueños?
Para los psicoanalistas, como Sigmund Freud, los sueños tienen un interés especial. El psicoanálisis es un método que busca descodificar lo que sucede en el inconsciente. La idea es que el paciente al hablar con un psicoanalista consigue poco a poco conocerse mejor y liberarse de sus problemas. Por tanto, recordar los sueños, lo que se ha visto y sentido en ellos, sería un excelente modo de acceder al inconsciente. De esta manera, el sueño se convierte en una especie de puerta secreta que da paso a otras muchas puertas. Pero interpretar los sueños requiere su tiempo, ya que son como un rompecabezas en el que no hay que descartar ninguna pieza.

¿Soñamos todos lo mismo?
soñar que estamos desnudos en público, que perdemos los dientes... Mucha gente ha tenido ya estos sueños. Es posible que estén relacionados con el instinto de supervivencia y las ansias de poder, comunes a todas las personas. Pero el significado de un sueño cambia de un individuo a otro. así, para uno. soñar que vuela expresará su deseo de escribir un libro, y para otro, que quisiera tener el valor de trabar amistad con una chica... Por eso, es imposible establecer un diccionario de interpretación de sueños.

¿Dónde nacen los sueños? 
En el siglo XIX, el médico austríaco Sigmund Freud afirmó que los sueños eran la expresión del inconsciente. Según él, en el inconsciente se encuentras pensamientos ocultos, que explican algunas de nuestras actitudes. Por ejemplo, si alguien estuvo hospitalizado siendo un bebé, actualmente no se acuerda de eso, sin embargo, le da miedo entrar a un hospital. Según eso, los sueños serían una expresión del inconsciente, pero transformando nuestros miedos y nuestros deseos ocultos para no perturbarnos en exceso. Por ejemplo, podemos soñar que matamos un monstruo que tiene unos pies muy grandes. Por la mañana, quizá recordaremos haber espachurrado a un ser espantoso, pero no ese compañero de clase... que tiene los pies muy grandes y últimamente nos pone nerviosos.

¿Los sueños pueden predecir el futuro?
Hasta hoy, nadie ha podido probar que ha soñado un acontecimiento concreto antes de que este suceda. En cambio, sí se puede presentir un acontecimiento y soñar con él. Por ejemplo, dormimos en casa de nuestro mejor amigo y esa noche soñamos que él se muda de casa. Unas semanas después, ¡sorpresa!, nuestro amigo anuncia que se va a vivir a otra ciudad con su madre. No nos habíamos dado cuenta conscientemente, pero nuestro inconsciente había registrado indicios de una posible separación de sus padres: discusiones, tensiones, etc. En ese caso, el sueño no anuncia lo que va a suceder, sino que materializa un guión construido a partir de indicios que nuestro cerebro ha recogido sin que nos diéramos cuenta.

¿Son los sueños fuente de inspiración para los artistas?
  • En el siglo XVIII, el compositor Guiseppe Tartini soñó que hacía un pacto con el diablo y le confiaba su violín. Este componía entonces una sonata magnífica que, una vez despierto, el artista intentó reproducir. Según él, la sonata El trino del diablo era buena, pero no tanto como en el sueño.
  • "Yesterday, all my trouble seemed so far away..." En 1965, esta canción de los Beatles, una de las más reproducidas de la historia según el libro Guinness de los récords, se le apareció en sueños a Paul McCartney, uno de los miembros del famoso grupo inglés.
  • El surrealismo fue un movimiento de pintura y literatura nacido a principios del siglo XX que se apoyaba en la gran potencia de los sueños. Los artistas surrealistas, como el escritor André Breton, los pintores Miró, Magritte o Dalí, o el fotógrafo Man Ray, intentaban crear de forma instintiva, sin pensar.

¿Soñamos a cualquier edad?
Según un estudio alemán, los bebés son, seguramente, los que más sueñan. Cierto es que duermen mucho y pasan más de la mitad de su tiempo de sueño en sueño paradójico. Desde su nacimiento, durmiendo, los bebés expresan enfado, risa, sorpresa o disgusto, mientras que cuando están despiertos no manifiestan estas emociones hasta los dos meses de edad. Asimismo, parece que cuanto mayores somos, menos soñamos. Y que las personas creativas sueñan más que las demás. No obstante, ¿soñar es lo que las ayuda a crear o crear es lo que las ayuda a soñar? Por ahora, sigue siendo un misterio.

¿Los animales sueñan?
Es difícil decirlo, ya que solo se tiene certeza de que alguien ha soñado si lo dice, y los humanos somos los únicos que podemos contar nuestros sueños. Los mamíferos conocen, como nosotros, fases de sueño paradójico. Por eso los científicos creen que los animales también sueñan. Pero, por ahora, nadie puede estar seguro de eso.

lunes, 20 de mayo de 2013

Corre.

Cantaré una vez más para ti, luego tendremos que marcharnos.Tú has sido lo único apropiado en todo lo que he hecho... 
Difícilmente puedo mirarte pero cada vez que lo hago, sé que lo lograremos en cualquier parte, lejos de aquí.
Anímate... como si tuvieras una opción. Aún así no puedes escuchar mi voz. Estaré junto a ti, a tu lado.
Y más alto, correremos por nuestras vidas. Apenas puedo hablar así que entiendo por qué no puedes elevar tu voz para decirlo.
Pensar en que no podré ver esos ojos se me hace muy difícil el no llorar.
Y mientras nos despedimos, estoy a punto de hacerlo...

viernes, 17 de mayo de 2013

Vivir.

No te amargues por tus fracasos propios ni se los cargues a otro. Acéptalos ahora o seguirás justificándote como un niño. 
Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible como para darse por vencido.
No te olvides que la causa de tu presente es tu pasado, así como la causa de tu futuro es tu presente.
Aprende de los audaces y de los fuertes. De quien no acepta situaciones, de quien vivirá a pesar de todo. 
Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo porque tus problemas sin alimentarlos morirán. 
Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande que el más grande de los obstáculos.
Mírate en el espejo de ti mismo y serás libre y fuerte.
Deja de ser un títere de las circunstancias porque tú mismo eres el destino.
Levántate, mira el sol y respira la luz del amanecer.
Tú eres la fuerza de tu vida. Despiértate y lucha. Camina. Decídete y triunfarás.
Nunca pienses en la suerte porque esta es el pretexto de los fracasos.


Sigue el camino que has elegido. Es tu momento.

martes, 14 de mayo de 2013

En sus ojos.

Me siento y veo la lluvia, mis lágrimas corriendo por el cristal de la ventana ...
Me siento y veo el cielo. Puedo escuchar los latidos de mi corazón, es una señal ...
Pienso en él, la forma en que... Y cuando pienso en él, entonces me acuerdo... Recuerdo... 
En sus ojos puedo ver donde mi corazón anhela ser. En sus ojos veo una luz suave. Es ahí donde estaré a salvo, lo sé. En sus brazos, cerca de su corazón. Pero aún no sé muy bien por dónde empezar. 
Al mirar en sus ojos, ¿voy a ver más allá de mañana? ¿Voy a ver más allá de la tristeza que siento?¿Sus ojos revelan promesas o mentiras? 
Son como un libro abierto que me hipnotiza. Si soy inteligente, voy a pie y con mucho gusto.
Ahora me doy cuenta de lo que vale la pena vivir. Es ahí, en sus ojos.




Al ritmo del country de la soledad.

Las estrellas me miran sin demasiado brillo. Los árboles y el viento se ponen de acuerdo para hacerme callar en este triste paquete. Sólo me queda un cigarrillo y mi maldita cabeza no me para de extrañar. La luna me advierte "qué noche te espera" como si supiera qué es lo que va a pasar.
Las luces de las ventanas se prenden poco a poco. Los grillos me cantan como desaforados al borde de esta sombra que anda mal de amores. Mi corazón te llama a gritos a orillas de este lago...
Será tu voz que me derrite el alma y no puedo escuchar.  Será tu cuerpo que me hace perder la calma...

Aquí voy...

Si hablo de verdad poco a poco
Si trato muy duro
Para mi punto estimado,
Que tiene mi corazón.
Aquí voy
Te diré,
lo que ya sabes.

Si me quieres con todo tu corazón,
Si me quieres, te haré una estrella en mi universo.
Nunca será duro.
Nuestra luz iluminará el camino.

Si hablo de verdad poco a poco
Si tu mano...
Si te ves muy de cerca mi amor,
puedes  entenderme.

Aquí voy
Te diré,
lo que ya sabes.

lunes, 13 de mayo de 2013

Libre.

No podrás conocer la felicidad completa hasta que la compartas con otra persona. No podrás experimentar la tristeza absoluta hasta que la sufras completamente solo.
No vivirás hasta que no sientas que todo es uno, y que uno es todo. No serás nada hasta que no seas todo. No serás todo hasta que no seas nada..

Jugando a la dualidad.

Buscar, encontrar
Perder, ganar
Olvidar, recordar
Destruir, crear
Pensar, sentir
Tristeza, alegría
Miedo, amor
Riqueza, pobreza
Oscuridad, luz
Masculino, femenino
Intuicion, instinto
Negro, Blanco
Yin y Yang

domingo, 12 de mayo de 2013

Esencia.

Hace unos años comencé a cambiar mucho interiormente. Aún sigo sin haber encontrado el punto exacto de esos pasos que me llevaron a ello, esas señales que me guiaron hacia lo que soy. Aunque en un principio creyese que estaba cambiando, con el tiempo supe que en realidad había ido cambiando con la vida, según esas creencias que me habían programado, según esas emociones que me habían transmitido. El trabajo en realidad era volver a la esencia, a lo que siempre fui, ser yo misma

Espejos.

En verdad todos somos espejos unos de los otros. Para alcanzar esta percepción, hay que tener en cuenta que no existe una línea divisoria entre “afuera” y “adentro”, sino que todo está unido, y lo que nos sucede es un reflejo de nuestra realidad interna. Por eso si tú cambias, todo cambia en tu mundo, literalmente.
El más claro espejo de lo que sentimos, pensamos y hacemos podemos encontrarlo en las personas que nos rodean. Cada una de ellas refleja un aspecto de nosotros mismos, aunque es necesaria la honestidad con uno mismo para reconocerlo.

Recibo del exterior, transmito desde el interior.

La inspiración muchas veces llega como una canalización. Es inconsciente y nada especial. Creo que lo hace todo el mundo. Según sea la intención, canalizo una energía u otra. Por eso para, en mi opinión, la mejor canalización es la que es para mí sola, cuando me aporta información relevante para mi vida.. 
Lo guay es hacerlo sin ningún interés porque cuando haces algo, sea cual sea el interés, interfiere. 
Si quieres hacer una canción pero el interés es económico, vas a cantar algo que pueda gustar a los demás, así que estás renunciando ya de primeras a que te pueda gustar a ti. Es egoísmo porque lo haces para satisfacer a tu ego, pensando en tu beneficio, que es obtenido restando al de los demás... No es por amor porque está condicionado. Esperas obtener algo a cambio, sea dinero, material, deseo de reconocimiento, fama o admiración... Es no transmitir lo que realmente sientes, sino enmascararlo para que parezca otra cosa y no te puedan juzgar.

Vivimos con el miedo a que nos juzguen. Yo pienso que el miedo real no es que nos juzguen otras personas, sino juzgarnos nosotros mismos.. Y así sucede. Los demás lo que hacen es reflejarnos y proyectarnos nuestro miedos, juzgándonos y etiquetándonos. Lo que debemos comprender es que toda etiqueta es simplemente un punto de vista. ¿Por qué tener miedo a que los demás expresen su visión de nosotros? ¿Y qué si la visión del otro es totalmente diferente a la nuestra? 

Aceptar y respetar la visión de los demás no es, ni mucho menos, creer en ella. Ni mi forma de ver las cosas es más ni menos correcta que la de los demás. Es simplemente mi realidad, mi razón interior. 


Captar.

Un rayo choca con el espejo. Al hacerlo, cambia su dirección, cambia su sentido. Una parte de su energía se disipa hacia las infinitas direcciones. Otra parte se puede intensificar, haciendo visible lo que antes no era mostrado a los ojos. Proyecciones de una luz que pueden crear diferentes colores... Magia que observamos en la vida, magia que es la vida.

Control.

Puedes creer que el mayor poder lo tiene aquel que es capaz de leer las mentes de otras personas o el que es capaz de controlar vidas ajenas. Yo opino que eso no es nada comparado con el poder que tiene sobre su vida aquel que no le importaría que cualquiera pudiese leer su mente porque ya siempre muestra lo que siente y lo que piensa sin miedo.

Libertad.



Los compromisos, el miedo a quedarte solo, a que no te quieran como eres, etc., han conseguido que tu libertad como individuo sea una libertad con condiciones. Saber hasta donde llega realmente tu libertad personal te ayudará a elegir dónde y cuándo quieres ser completamente libre.

Ser libre para elegir lo que quieres hacer y lo que no. Casi todas las relaciones sociales se basan en eso: Yo te invito; yo te pido; yo te obligo; yo te exijo… / Tú me aceptas; tú me rechazas; tú me evitas… Dicho así, parece muy sencillo pero en realidad es muy complicado. Para muchas personas, relacionarse socialmente se parece a una carrera de obstáculos debido a que quieren mantener su libertad en un mundo, donde al parecer, ser libres socialmente implica ser anti sociales. Son aquellos que aún no han comprendido que su propia libertad empieza en ellos mismos y en la capacidad de aceptar el no ser aceptado.

Si te cuesta decir no, estás de suerte. Voy a darte un truco para que seas capaz de negarte la próxima vez que quieras hacerlo, claro que, tendrás que practicar algunas veces antes.

Imagina que escuchas la pregunta (hartamente usada por la mayoría): ¿Qué vas a hacer mañana? Etraña más que una curiosidad real de saber lo que va a hacer el otro. También: No planees nada porque mi idea es mejor que la tuya; No se te ocurrirá decirme que no encima que te estoy invitando; Como veo que no tienes planes, tu única opción es aceptar mi invitación; y otras muchas conclusiones que suele sacar por sí sola la persona que lo pregunta. Su creencia en tu falta de oportunidades sociales, ya está implícita, no hace falta que lo diga. Y ante una pregunta como esa, caben muchas respuestas, pero seguramente tú das algunas que no te han servido de mucho: No lo sé…; Nada, ¿por qué?; ¿Mañana? Déjame pensar, ¿a qué hora? Ah, pues, no sé, ya veremos… Esta última es un esfuerzo casi de gimnasio y al final, para que quien te pregunta consiga que hagas exactamente lo que ya había decidido de antemano por ti.

El secreto para responder como tú quieres, evitando que te manipulen, es precisamente no responder. Pero tengo que hacerlo, me dirás. Sí, tienes que responder, pero no a esa pregunta. Responde a otras que, aunque nadie te las ha hecho, son las que te harán salir ileso del chantaje social al que te están sometiendo. Es decir, ¿Qué vas a hacer mañana? Respuesta: Ahora no puedo contestarte a eso, ¿por qué? (aquí obligas tú a que te expliquen qué te están proponiendo Hoy tengo que ir a tal sitio o hacer tal cosa…(aquí le dejas planchado porque no se esperaba que le contaras nada de hoy, cuando sólo le interesa tu vida de mañana, por propio interés La verdad es que no planeo nada con tanta antelación, ¿y tú, qué vas a hacer mañana? (eso de devolver la pelota es de lo más eficaz y cualquier otra idea que se te ocurra para evitar decir: Bueno, vale, nos vemos allí…cuando en realidad quieres responder con un monosílabo: ene, o = NO.

¿Por qué te explico todo esto? Porque tu libertad se ve siempre mermada por pequeños gestos como este, que suelen pasar desapercibidos, pero de los que se compone tu día a día. No puedes ser libre, por culpa de los mal entendidos compromisos; de los chantajes emocionales; de la petición de favores injustificados; de la persecución y acoso de los pelmas; ni de aquellos que esperan más y más de ti. ¿Te has comprometido acaso contigo mismo alguna vez? Prueba a hacerlo, es de lo más satisfactorio. Entonces, sí tendrás una buena respuesta a la pregunta de antes. “Mañana tengo un compromiso conmigo mismo que no puedo eludir por más tiempo. ¿Y tú, qué vas a hacer mañana?

jueves, 9 de mayo de 2013

Aquí fuera a solas.

A veces me pregunto dónde he estado. Quién soy. Si me integro... Imaginando que es difícil sola,  aquí fuera a solas.
Siempre estamos demostrando quiénes somos. Siempre tratando de alcanzar esa estrella creciente para guiarme lejos y alumbrarme a casa, aquí fuera a solas.
Cuando estoy deprimida y sintiéndome triste,  cierro los ojos para poder estar contigo.  Sé fuerte por mí, me perteneces. Ayúdame a sobrepasarlo, ayúdame a necesitarte.
Hasta que el sol de la mañana aparezca haciendo luz de todos mis temores, seco las lágrimas. Nunca he sido mostrada, aquí fuera a solas.
Podría no ganar pero no puedo ser rechazada. Aquí fuera a solas.