viernes, 20 de diciembre de 2013

Entre el odio y asesinato está toda la miseria de nuestra justicia humana.

Quien se busca enemistades se cierra puertas. Hace sus manos puños, busca armas. En su corazón es ya un asesino. Puedo odiar la maldad, las tinieblas y la noche. Puedo odiar la mentira, el engaño y la corrupción. Pero si empiezo a odiar a la gente, la convierto en víctima de mi violencia, porque en el fondo creo que han merecido mis golpes.
Si estás criticando a otros, a grupos y sociedades, a sucesos y situaciones, a personas y estados, ¿es porque amas a las gentes, porque te importa lo que les pasa, porque quieres una nueva vida?... Si es así, no tengas temor alguno, haz crítica.
¿Parte tu crítica de presupuestos ideológicos? ¿Se mueve a impulsos de tu miopía, celo y odio? ¿Está destinada a derrumbar, herir, hacer polvo a alguien o algo? Entonces, esto significa que eres un crítico enfermizo, un especialista en derrumbes que no deja tras sí más que ruinas.
Si hago algo bueno, nadie se dará cuenta, ni nadie hablará de ello. Doy un paso en falso, todos lo ven, en fin, toda la vecindad lo sabe seguro.
¿Y si intentas algo más difícil pero más eficaz? La autocrítica.
Una sana autocrítica es lo contrario a rezongar y dudar. Produce conocimiento de sí mismo, opera liberadoramente y protege de desengaños.
Las personas se atacan entre sí con prejuicios desde posiciones prejuzgadas. 
La crítica que no va acompañada de autocrítica es una fuga ante sí mismo y ante la propia responsabilidad.
Luego están los que creen que es demasiado tarde. Quien no quiere reconciliación sigue sumido en la noche y en su corazón crece la maleza de la inquietud como un tumor canceroso, se castiga a sí mismo

Amargo

Mira en el espejo y verás tu propia cara. Detrás de ella habitas tú. 
En tu cara puede verse si te has puesto máscaras: una de desprecio para los de debajo de ti, una repugnante igual para tus semejantes y la de sometimiento para los que están sobre ti. Una dulce, amarga e hipócrita sonriente para cuando vendes. Una de indiferencia para el trabajo, una de impertinente decisión para el bar, una amarga para la circulación y una hermética para la casa.
Detrás de esa cara vives tú. Tu cara es el espejo de tu futuro interno. Si tu cara ya no soporta ninguna sonrisa más, es que detrás de ella hay algo que se pudre. Tu corazón está enfermo. Un rostro frío viene de un corazón frío. La gente de caras amargas amarga la vida.
Trata de sanar tu corazón. Saca de él una sonrisa por el simple hecho de que serás más hermoso, solamente por eso.



Phil Bosmans

jueves, 12 de diciembre de 2013

¿Te gusta lo que estás viendo?

Para esas personas que dicen estar al mando, no me importa si obtuvieron no sé cuántas estrellas en su uniforme. No me importa a qué ''nivel superior'' estáis ni tampoco lo que habéis hecho o dicho, ni el tiempo  y dinero que habéis empleado. No me importa lo que hagan porque no tenéis poder. ¿Por qué a favor de esta dictadura fascista? ¿Porque estáis bien ahí? Y qué es del resto, de vuestros hijos, de vuestros nietos... Qué será de ellos. Vivirán en el mundo que permitimos crear.
Quítense ese disfraz, ese uniforme, esa piel que os habéis puesto para hacernos creer que sois eso. Pon ese uniforme en el armario. ¿Qué eres ahora? Otra persona que duerme y no ve lo que está pasando ahí fuera.
Y si quemas ese uniforme y te pones a trabajar humildemente, ¿qué eres ahora? Lo que has sido siempre, otro individuo más.
Y me da lástima porque sé que uno no puede culpar a esos que están al mando porque somos nosotros los que lo permitimos.
La libre voluntad se trata de si decides permitir que esta situación continúe o si decides deshacerte de ella. Apaga la televisión y usa la empatía. Date cuenta que lo que experimentamos es el libre albedrío. LIBRE. Aléjate del miedo. Ya es hora de que la gente se dé cuenta del verdadero poder que tienen. No somos números, no somos etiquetas. Somos un pueblo soberano y los gobiernos deberían ser nuestros sirvientes selectos. ¿Dónde está su posición jerárquica de verdad? 
Los gobiernos sirven al pueblo. La gente no sirve al gobierno. 
Sensibilízate. Con nuestra opinión y el entendimiento público ante el dilema que nos enfrentamos como humanidad podremos revertir la situación pacíficamente. 

martes, 10 de diciembre de 2013

Walt Disney y Salvador Dali: Destino

Protagonistas y autores de nuestra propia obra.


Una obra de arte hecha animación, trabajo conjunto de Dalí y Walt Disney.
Dos estilos de arte perfectamente equilibrados. 

"En 1946, Walt Disney encargó a Salvador Dalí un cortometraje de animación basado en la canción Destino, del mexicano Armando Domínguez [Nota: realmente es Alberto Domínguez] . El filme, de unos seis minutos de duración, tenía que combinar ballet y dibujos, y debía formar parte de un largometraje de relatos breves. Pero el proyecto, finalmente, se truncó. El centenar de escenas, dibujos y pinturas que Dalí realizó personalmente han permanecido ocultas a lo largo de más de medio siglo. Unos 58 años después, el nieto de Walt Disney, Roy Disney, y el productor Baker Bloodworth han realizado el corto siguiendo las instrucciones y los esbozos preparatorios del artista. Premiada como mejor corto en el Melbourne Film Festival y el Rhode Island Internation Film Festival, el filme ha sido nominado a los Oscar en la categoría de cortometrajes de animación."

lunes, 9 de diciembre de 2013

Lecciones

Ten cuidado con las personas que tratan de convencerte de que dejes de lado tu carácter o integridad, diciendo que nadie es perfecto, y molestándote por ser un idealista. El hecho de que nadie es perfecto no significa que “violar” lo que tu pienses es correcto. Es bueno aprender de tus errores, pero no siempre debemos de equivocarnos para aprender. Recuerda que tratar de ser perfectos y ser perfectos son dos ideas muy diferentes; la primera es integridad, la última es futilidad.
Tu carácter es único. Puede que no sea como el de los demás. Así que no trates de serlo. Desarróllalo en base a tu propia aptitud. La auto evaluación o la introspección funcionan correctamente, pero “nunca” te desanimes por fallas menores y críticas que giren entorno a tus fallas. Mantente firme en tus convicciones. Vas a tener éxito.

domingo, 8 de diciembre de 2013

Vivir

Cuando me preguntan cuál es mi filosofía de vida contesto simplemente ''realidad''. ¿Y cómo vives? En presente, pura acción.
Me han preguntado muchas veces si soy creyente, ¡por supuesto que soy creyente! 
¿Es la vida una ficción? Sí ¿Es la vida un drama? Sí ¿Es la vida una comedia? Sí ¿Es la vida una historia? Sí. La vida lo es todo. ¿Es la vida un misterio? SIII ¿Qué es misterio? La realidad. Y viene la pregunta... ¿Entonces tu vida es irreal? JAJA. ¿Irreal? Ese es el enfoque que uno decide dar. He dicho ya que vivo la realidad.
Creo en los sueños, en las personas, en el mundo, en el universo, en las vivencias, en las historias, en lo bueno, en lo malo. Creo en el poder, en la decisión, en la acción, en la reacción... En todo. Creo en la magia porque es realmente mágico lograr conectar la religión con la ciencia. Eso es la realidad, conectar y vivir. La vida es realidad.



Autoconsciencia

"Más allá del ego reside el alma
más allá del cansancio reside la fortaleza
No vamos a buscar, quizás así encontremos ...
miramos la vida, miramos la muerte
en un profundo silencio
asentimos con todo aquello
en lo bello,en lo terrible
en la desesperación, en la esperanza
asentimos con un profundo respeto.
Miramos a los ojos de otros y,
allí nos encontramos, humildes,
humildes ante esa grandeza, ante ese canto
a veces suave, a veces iracundo
y nos rendimos,
porque simplemente sabemos
que ante la grandeza del destino
que ante la grandeza de la vida
somos muy,muy pequeños."

Rosa Navarro

domingo, 1 de diciembre de 2013

Qué será de mí...

Llevo todo este tiempo tambaleando por el mundo, refugiándome en personas que dicen ser mis amigos. Creo en todo, en todo lo que veo, siento o imagino... pero cada vez dudo más de mí misma, me hacen dudar, y eso es algo que no me permito ya, llevo un largo historial con respecto a este tema.

Tengo un bajo perfil, soy muy discreta y sumisa. Tal vez por eso dialogue poco cuando me ven. Por lo que he visto, la mayoría de conflictos que generan las personas son más por habladurías que por acciones. Yo prefiero expresarme, profundizar de otra forma.

Percibo con facilidad el temor de los que me rodean, ¿por qué? Porque es precisamente lo que ignoro. Yo no invoco ningún tipo de miedo. Puedo ver belleza en lo más oscuro o negativo. No veo personas malas, veo personas que actúan acorde a sus vivencias, sus miedos, sus trabas... No necesito una sonrisa de oreja a oreja para tratar la vida con optimismo, ya soy positiva de por sí. Positiva y serena. Y no me creen cuando digo que soy muy afectiva, pero este es el claro ejemplo.

Me dicen tonta por no pedir nada pero exigirme lo mejor para el resto. Sinceramente, no hay nada que me haga más feliz que ver alegría en las personas.

Cuando digo que quiero estar sola lo entienden como si estuviera mal, entonces me atacan y me juzgan. ''Tú no eres lo que aparentas ser, en realidad estás casi que podrida por dentro''. Sinceramente, podrida me dejan cuando me hacen tales acusaciones. Es la clara demostración de que no creen en mí y eso sí que me duele.

Necesito tiempo de soledad, me encanta la soledad. Me gusta perderme por cualquier lugar, ir sola al parque, al monte, a la playa... La mayoría de conocidos lo llaman ''tiempo de desconexión'', pero a mí me produce el efecto contrario. Me siento profundamente conectada. Considero la Naturaleza mi fuente de energía positiva. Eso es amar la vida. No comprendo el amor por conveniencia, el amor porque te encuentras solo, el amor por miedo, el amor por dependencia, ni el amor por hacer algo... y mucho menos comprendo el amor que te dice ''eres mío''. ¿Es eso amor? Agradezco a la vida por pensar de otra forma.

Soy extremadamente sensible, profundamente vulnerable. Si me encuentro en un entorno agresivo me desequilibro, mis emociones se exageran. Aunque no pinte nada en el conflicto, acabo llorando o chillando como una histérica. Una histérica que no dice absolutamente nada, sólo chillo.
Cuando veo que no se comprende mi sensibilidad o no se respeta, huyo. Tal vez sea lo mejor que se me da hacer, huir de los problemas. Entonces me dices, ''no, de los problemas no se puede huir. Eres una cobarde''. Yo no busco problemas, por qué hacerles frente. Cobarde es el que hace algo mal, no acepta su equivocación y tapa la realidad... la oculta o inventa. Ese sí que es cobarde.
Intento hacer las cosas lo mejor que puedo. ''Entonces eres una perfeccionista''. Vale, una perfeccionista. ¿Qué tiene eso de malo? ¿Por qué conformarnos con lo que hay si puede ser mejor?

Lloro cuando veo imágenes insensibles de este mundo caótico. ¿Por qué el ser humano actúa de esta forma? Guerras, avaricia, codicia... Tal vez sea ingenua, tal vez sea demasiado inocente. Tal vez tenga falta de malicia.
Una de las etiquetas que me puso el médico cuando entré en la adolescencia fue ''el síndrome de Peter Pan: inmadurez en ciertos aspectos psicológicos, sociales''... ''Pero sus test psicológicos son favorables, están bien. ¿Qué tiene esta chica?''... Por favor.
Soy humana.


El mundo podría ser extraordinario. El ego está acabando con esa posibilidad. Nos estamos volviendo unos completos insensibles. ''Aaay... de qué te sirve la sensibilidad. Trata de ignorarla''... ¿En serio me estás diciendo eso?...
Sois robots.



jueves, 28 de noviembre de 2013

GRACIAS

Comencé a escribir este blog en el 2010, época en la que empecé a salir y descubrir el mundo con mis propios pies. Considero ese principio el mejor de mi vida, aunque luego vino el caos... de hecho, ya existía ese caos.
En este blog reflejo mis más sinceros pensamientos y emociones. Se ha convertido en mi guía, en mi espacio de reflexión, en mi desahogo, en mi fuerza.
Veo que tengo un número de seguidores y mis visitas aumentan... Me dio por mirar los comentarios y fue una total sorpresa ver tantos, todos tan positivos. No esperaba para nada que hubiese gente que me siguiera diariamente y mucho menos que me comentara o felicitase. Una gran sorpresa, gracias.
Me llena de alegría saber que hay personas que se identifican conmigo y otras que leyéndome han conseguido ver sus vidas con más optimismo y gratitud. Para mí este es el mayor regalo que se me puede dar. Muchísimas gracias, de verdad. 

Me habéis preguntado si mis publicaciones las saco de algún otro sitio. Hay cosas que sí. A lo mejor leo algún libro, veo alguna película, escucho una canción... y me siento identificada, entonces escribo sobre ello. Otras veces veo alguna noticia o descubrimiento interesante y lo publico. Pero la mayoría de publicaciones están basada en mi vida, en mi día a día, en mis experiencias.


Muchísimas gracias a mis seguidores y a todos los que, de forma esporádica, han entrado a mi espacio y me han leído.



miércoles, 27 de noviembre de 2013

Libertàgià


Gran oportunidad de negocio.


LibertàGià es una empresa de Portugal de tecnología que opera a nivel internacional y nació con el propósito de desarrollar aplicativos que hagan posible la resolución de problemas comunes de la vida de las personas. Integran la tecnología necesaria para que todos, desde un sólo lugar, puedan realizar sus actividades profesionales, personales y sociales. Tenemos nuestro propio Email, podemos acceder a nuestras Redes Sociales, podemos ver y oír canales de Tv y Radio, nuestro propio Blog, dispondremos de 3 Gigas de capacidad de almacenamiento en nuestra propia nube que nos brinda la compañía desde la cual podremos guardar nuestros documentos, ficheros, fotos, etc... Ahora está operando en fase Beta. 
NO hay que pagar dinero alguno. (Yo llevo tiempo metiéndome en las típicas páginas de ''Gana dinero viendo anuncios desde tu casa''... Estafa. Entras, ves los anuncios y luego te dicen ''paga este dinero para que en un futuro lo multiplique a tu favor''... y chorradas así) 
Siendo GRATIS se ganará entre 10 y 15 $ a la semana. Que es el paquete bronce... eso luego va ascendiendo. Habrán tareas diarias para cobrar (ver anuncios) y el tiempo que te lleva es mínimo. Es necesario no salirse de la ventana por que el contador se reiniciará. 
LibertaGia contará con su propia tarjeta para poder retirar nuestras ganancias en cualquier cajero del mundo.  
El modelo de negocio es exactamente el mismo que utiliza google y facebook, sus plataforma son utilizadas por millones de personas de forma gratuita y, ¿cómo se enriquecen? Por medio de la publicidad.



-Presentación del negocio:


-Adelanto de lo que llegará a ser el producto de la empresa:


-Si quieres registrarte, este es el link:


Con este material que te envío pretendo darte ayuda para que tu negocio crezca. En su mayoría son libros que enseñan los fundamentos de este tipo de negocios, siendo guías para poner en práctica y con ello obtener los resultados deseados.
- Tu programa de acción para el éxito en LibertaGia: http://goo.gl/UpCrNE
- Como escribir anuncios que muevan a la acción: http://goo.gl/hLbFiH
- 20 Maneras de promocionar tu web: http://goo.gl/j5z9V3
- Su primer año en el Network Marketing: http://goo.gl/NbsNlZ

- Construyendo su red de Mercadeo (Video) - Jim Rohn: http://www.youtube.com/watch?v=VlEu837gFHs
- La presentación de 45 segundos que cambiará su vida - Don Failla: http://goo.gl/ftUpNg
- Cómo construir una máquina de dinero Multinivel: http://goo.gl/EimSiu
- Nos vemos en la cumbre: http://goo.gl/1nE7K1
- El arte de negociar y persuadir: http://goo.gl/pbLoHP


LO IMPORTANTE ES LLEVAR ÉSTO A LA PRÁCTICA. De nada vale acumular la información si no hacemos un uso práctico y eficaz de ella.
EN LA CORRECTA DUPLICACIÓN ESTÁ LA CLAVE DEL ÉXITO.

Cualquier duda, dejen comentario. Saludos <3

martes, 26 de noviembre de 2013

Maravillosas historias


¿Qué es este Mundo?

 Este Mundo es una gran escuela que nos desenmascara lo oculto. Una grandiosa escuela que hace real todas nuestras ilusiones. En este mundo, en esta escuela, se nos permite vivir.





¿Por qué me encanta la saga de Harry Potter?... 


Frases de Sirius: 
- No hay personas buenas o malas Harry, todos tenemos luz y oscuridad en nuestro interior, lo que importa es qué parte elegimos potenciar.
- Si quieres saber quién es alguien, mira bien como trata a sus inferiores, no a sus iguales.
- Debes saber: quien nos quiere no nos abandona jamás.

Frases de Dumbeldore:
- Son nuestras elecciones las que muestran lo que somos, mucho más que nuestras habilidades.
- No se trata de vuestras semejanzas, sino de vuestras diferencias.
- No es bueno dejarse arrastrar por los sueños y olvidarse de vivir. 
- La felicidad puede hallarse hasta en los más oscuros momentos, si somos capaces de usar bien la luz.
- Adentrémonos en la oscuridad y vayamos en busca de la aventura, esa caprichosa seductora.
- Lo único que nos da miedo cuando nos asomamos a la muerte o a la oscuridad; es lo desconocido.
- La verdad es una cosa terrible y hermosa, por lo tanto debe ser tratada con gran cuidado.
- Para la mente bien organizada, la muerte es sólo la siguiente gran aventura.
- Hay que tener un gran coraje para oponerse a nuestros enemigos, pero hace falta el mismo valor para respaldar a los amigos. 
- No estoy preocupada, estoy contigo.
- "¿Esto es real? ¿o está pasando sólo dentro de mi cabeza?" "Por supuesto que esto está pasando dentro de tu mente Harry, ¿pero porqué razón eso debería significar que no es real?"

Harry: 
- Yo no busco los problemas , generalmente ellos me encuentran a mí.
- Estaba diciendo, querido mío, que tú naciste claramente bajo la torva influencia de Saturno-dijo la profesora Trelawney con una leve nota de resentimiento en la voz ante el hecho de que Harry no hubiera estado pendiente de sus palabras. -Perdón ¿nací bajo qué? -Saturno, querido mío, ¡el planeta Saturno, estaba diciendo que Saturno se hallaba seguramente en posición dominante en el momento de tu nacimiento: tu pelo oscuro, tu estatura exigua, las trágicas pérdidas que sufriste tan temprano en la vida...Creo que no me equivoco al pensar, querido mio, que naciste justo a mitad del invierno, ¿no es así? -No. Nací en Julio. 

Ginny W: 
-Tiene los ojos verdes como un sapo en escabeche, el pelo negro como una pizarra cuando anochece quisiera que fuera mio porque es glorioso, el héroe que venció al señor tenebroso.

Ron:
- De todos los árboles con los que podíamos haber chocado, tuvimos que dar contra el único que devuelve los golpes. 
- ¿Arañas? ¡¿porqué no podemos seguir mariposas?! 
- ¡Seguid a las arañas! ¡seguid a las arañas! Cuando pille a Hagrid, ¡lo mato!
- Me parezco a mi tía abuela Tessi … Oh no... ¡huelo a mi tía abuela Tessi! 
- ¿Sabes qué, Harry? Si no deja de intentar salvarte la vida, te va a matar. (Hablan sobre dobby)

Hermione:
-Temer al nombre es aumentar el temor al hombre.
-¡Pero…! ¡Perdone, pero esto es completamente ridículo! ¿Cómo voy a demostrar que no existe? ¿Pretende que examine todos los guijarros del planeta y lo compruebe? Con ese enfoque, usted podría afirmar que cualquier cosa es real basándose únicamente en que nadie ha demostrado lo contrario.
-Todas tus emociones y sentimientos caben en una cucharilla de té.
-Las varitas mágicas sólo son poderosas si lo son los magos que las utilizan, pero a algunos les gusta jactarse de que la suya es la más grande y la mejor.

Hagrid:
-No sirve de nada preocuparse. Lo que venga, vendrá, y le plantaremos cara.

Tom Riddle: 
- La grandeza inspira envidia, la envidia engendra rencor y el rencor genera mentiras.



...Hogwarts

''El vuelo del Navegante''

En 1978, una oscura noche, el pequeño David, un niño de 12 años que juega cerca de su casa buscando a su hermano Jeff, se da un golpe y queda inconsciente. Ocho años, o apenas un instante después, David despierta, vuelve a su casa y se da cuenta de que su familia se ha mudado, y que él ha sido dado por desaparecido o por muerto. Más tarde David empieza a ser perseguido por la NASA, que dice que ha sido abducido.




Si ves la película ahora, podrás decir que es una chorrada, pero no fue hasta ahora cuando capté ese mensaje tan sutil que nos deja. Si la analizas bien tiene claves muy importantes :
La nave es la cámara de cristal en medio del cerebro. El navegante es el niño, el niño que todos hemos sido, limpios de corazón, sin malicia alguna, con ansias de volar, conocer el mundo y el más allá. El navegante da órdenes de comando a una esfera de luz... ¡la glándula pineal!, y ella sin analizar ejecuta sus decisiones. No existe el espacio-tiempo, sólo se  ES. La conversación que tienen el niño y la esfera es de absoluta y sincera amistad. No existe la duda, no existe el miedo.

viernes, 22 de noviembre de 2013

El niño que nunca creció

Wendy
Y campanilla salió por mi ventana… me quedé mirándola y despidiéndome de mi sueño juvenil. 
Sería la última vez que nos veríamos pero no sentí pena, ni nostalgia de aquella época en la que no tenía que preocuparme por nada. Curiosa la sensación, porque siempre pensé que cuando llegara el momento de dejar esta etapa de mi vida un gran vacío en mi interior, perdería mi identidad, el sentido de mi vida. Pero había aprendido tanto… 
Me senté en mi mecedora, me asomé y vi a Luna, mi hija, pronto sería ella la que se reencontraría con Campanilla y empezaría a construir sus alas para volar. 

Desde el silencio cómplice, miraría la evolución de su aprendizaje hasta que del mismo modo que yo descubriría que la magia de las hadas sirve para abrir las puertas a los sueños, para construir nuestras identidades sabiendo que somos seres únicos y especiales, pero humanos. Descubrirá la sensación de vértigo que supone el estar preparada para ser libre y dejar ser libre a las demás personas, también descubrirá la importancia de las alianzas entre las mujeres para no hacerse daño y luchar contra el embrujo de Petter Pan, que como niño que es, de manera silenciosa nos hace mantenernos alrededor de él, prometiendo un mundo mágico donde él es el centro de la historia y nosotras las que alimentamos su mundo sin ser reconocidas y respetadas.

Aprenderá la verdadera historia de campanilla y la de tantas otras campanillas que fueron ocultadas tras la sombra de un hombre, sin que ello suponga la pérdida de la magia de soñar, de amar, de sentir…

De repente me invadió el miedo. ..¿si eso no ocurre?

En la oscuridad vi una luz blanca. Me acerqué a ver qué era el brillo, me resultaba conocido. En la cómoda había una bolsa violeta, la abrí y la luz se intensificó. Eran los polvos mágicos que Campanilla utilizaba para hacernos volar.

Mi corazón se tranquilizó y esa noche dormí como cuando era un bebé, tranquila, despreocupada y soñando con quien a partir de ahora podría llegar a ser. 


Campanilla

Cuando me alejaba de casa, de la que durante un tiempo fue mi enemiga, con la que me enfrenté por el cariño de Petter Pan, y tras cerrar una etapa de mi larga vida, sentí en mi vientre un estallido. Noté cómo empezaba a nacer la verdadera Campanilla, o al menos había descubierto el camino para volver a construirme.

La naturaleza hiló mi destino para tener alas y ser un ser mágico, pero nadie me enseñó a utilizar este don y como debía usarlo.

En mí siempre estuvo el miedo a no ser querida, a que la gente me tuviese miedo por mi forma de ser y, sin darme cuenta, decidí amar sin condiciones a Petter Pan. Volqué toda mi energía en mantenerlo cerca de mí, en mostrar lo maravillosa que era.

Iban pasando los años y cada vez tenía más poder, sabía hacer más cosas pero siempre estaban centradas en mantenerlo cerca de mí. Mi luz cada vez era más intensa. Era como el reflejo de la luna en el agua, bello pero falso.

La llegada de Wendy, hizo que todo se tambaleara. Petter Pan se olvidó de mí, y nada de lo que había hecho tuvo importancia, ante la novedad de otra niña que le ofrecía, como yo lo hice, incondicionalmente sus cuidados.

Sentí odio, rencor y un gran vacío al descubrir que mi luz se perdía cuando él no estaba. Dudé de mi propia existencia y decidí vengarme de él y también de Wendy.

Me alié con el Capitán Garfio, pues pensé que al ser fuerte podría serme de ayuda.

Ahora, trascurrido un tiempo me doy cuenta que me equivoqué, pues no solo no asumí que era responsabilidad mía el elegir el tipo de relaciones que quería tener con cada persona y que no puedo dejar en manos de nadie mis problemas, mis sueños, mis deseos. También he descubierto con Wendy que en vez de luchar por las migajas de cariño que nos da otra persona es mejor luchar por nosotras y no contra nosotras.

Si Petter Pan no valora quien soy, tal vez no sea el hada adecuada para él. Si no acepta que las hadas también necesitamos que nos cuiden, que nos somos las criadas de nadie, seguramente no es una buena compañía.

Llegó el momento de dejarlo libre. Ahora soy libre de usar la magia cuando quiera y con quien quiera.

Pero antes de que pueda volver a hacer soñar y alimentar los sueños de otras personas, ha llegado el momento de recordar cuáles eran mis sueños: Aprender a gestionar mis emociones y no dejarme llevar por la educación de buen hada porque sólo me lleva a generar relaciones de dependencia, a negar mis sentimientos y necesidades.

Sí, a veces dudo. Ahora hay partes de mí que no reconozco y tengo muchas contradicciones, pero siento que tengo la energía suficiente para seguir construyendo mi propia vida. Mis alas, que ahora vuelan más alto, siempre me ayudarán a mantener mi esencia. Soy un hada pero también tuve derecho de equivocarme. Soy digna de respeto, de ser querida y de querer. Tengo derecho a negarme ante lo que no quiero, a elegir mi propia vida y ser la persona más importante para mí.

Wendy aprendió de mí a mantener su magia mientras exploraba otros mundos. Y ella me enseñó a no perderme en los sueños ajenos, a no ser el brillo de los demás sino el mío propio.


Busca la bolsita, tu magia solo está dormida.

La Bella Durmiente

Un cuento de los hermanos Grimm

Hace muchos años vivían un rey y una reina quienes cada día decían: "¡Ah, si al menos tuviéramos un hijo!" Pero el hijo no llegaba. Sin embargo, una vez que la reina tomaba un baño, una rana saltó del agua a la tierra, y le dijo: "Tu deseo será realizado y antes de un año, tendrás una hija."

Lo que dijo la rana se hizo realidad, y la reina tuvo una niña tan preciosa que el rey no podía ocultar su gran dicha, y ordenó una fiesta. Él no solamente invitó a sus familiares, amigos y conocidos, sino también a un grupo de hadas, para que ellas fueran amables y generosas con la niña. Eran trece estas hadas en su reino, pero solamente tenía doce platos de oro para servir en la cena, así que tuvo que prescindir de una de ellas. 

La fiesta se llevó a cabo con el máximo esplendor, y cuando llegó a su fin, las hadas fueron obsequiando a la niña con los mejores y más portentosos regalos que pudieron: una le regaló la Virtud, otra la Belleza, la siguiente Riquezas, y así todas las demás, con todo lo que alguien pudiera desear en el mundo. 

Cuando la décimoprimera de ellas había dado sus obsequios, entró de pronto la décimotercera. Ella quería vengarse por no haber sido invitada, y sin ningún aviso, y sin mirar a nadie, gritó con voz bien fuerte: "¡La hija del rey, cuando cumpla sus quince años, se punzará con un huso de hilar, y caerá muerta inmediatamente!" Y sin más decir, dio media vuelta y abandonó el salón.

Todos quedaron atónitos, pero la duodécima, que aún no había anunciado su obsequio, se puso al frente, y aunque no podía evitar la malvada sentencia, sí podía disminuirla, y dijo: "¡Ella no morirá, pero entrará en un profundo sueño por cien años!"

El rey trataba por todos los medios de evitar aquella desdicha para la joven. Dio órdenes para que toda máquina hilandera o huso en el reino fuera destruído. Mientras tanto, los regalos de las otras doce hadas, se cumplían plenamente en aquella joven. Así ella era hermosa, modesta, de buena naturaleza y sabia, y cuanta persona la conocía, la llegaba a querer profundamente.

Sucedió que en el mismo día en que cumplía sus quince años, el rey y la reina no se encontraban en casa, y la doncella estaba sola en palacio. Así que ella fue recorriendo todo sitio que pudo, miraba las habitaciones y los dormitorios como ella quiso, y al final llegó a una vieja torre. Ella subió por las angostas escaleras de caracol hasta llegar a una pequeña puerta. Una vieja llave estaba en la cerradura, y cuando la giró, la puerta súbitamente se abrió. En el cuarto estaba una anciana sentada frente a un huso, muy ocupada hilando su lino.

"Buen día, señora," dijo la hija del rey, "¿Qué haces con eso?" - "Estoy hilando," dijo la anciana, y movió su cabeza.

"¿Qué es esa cosa que da vueltas sonando tan lindo?" dijo la joven.

Y ella tomó el huso y quiso hilar también. Pero nada más había tocado el huso, cuando el mágico decreto se cumplió, y ellá se punzó el dedo con él.

En cuanto sintió el pinchazo, cayó sobre una cama que estaba allí, y entró en un profundo sueño. Y ese sueño se hizo extensivo para todo el territorio del palacio. El rey y la reina quienes estaban justo llegando a casa, y habían entrado al gran salón, quedaron dormidos, y toda la corte con ellos. Los caballos también se durmieron en el establo, los perros en el césped, las palomas en los aleros del techo, las moscas en las paredes, incluso el fuego del hogar que bien flameaba, quedó sin calor, la carne que se estaba asando paró de asarse, y el cocinero que en ese momento iba a jalarle el pelo al joven ayudante por haber olvidado algo, lo dejó y quedó dormido. El viento se detuvo, y en los árboles cercanos al castillo, ni una hoja se movía.

Pero alrededor del castillo comenzó a crecer una red de espinos, que cada año se hacían más y más grandes, tanto que lo rodearon y cubrieron totalmente, de modo que nada de él se veía, ni siquiera una bandera que estaba sobre el techo. Pero la historia de la bella durmiente "Preciosa Rosa," que así la habían llamado, se corrió por toda la región, de modo que de tiempo en tiempo hijos de reyes llegaban y trataban de atravesar el muro de espinos queriendo alcanzar el castillo. Pero era imposible, pues los espinos se unían tan fuertemente como si tuvieran manos, y los jóvenes eran atrapados por ellos, y sin poderse liberar, obtenían una miserable muerte.

Y pasados cien años, otro príncipe llegó también al lugar, y oyó a un anciano hablando sobre la cortina de espinos, y que se decía que detrás de los espinos se escondía una bellísima princesa, llamada Preciosa Rosa, quien ha estado dormida por cien años, y que también el rey, la reina y toda la corte se durmieron por igual. Y además había oído de su abuelo, que muchos hijos de reyes habían venido y tratado de atravesar el muro de espinos, pero quedaban pegados en ellos y tenían una muerte sin piedad. Entonces el joven príncipe dijo:

-"No tengo miedo, iré y veré a la bella Preciosa Rosa."-

El buen anciano trató de disuadirlo lo más que pudo, pero el joven no hizo caso a sus advertencias.

Pero en esa fecha los cien años ya se habían cumplido, y el día en que Preciosa Rosa debía despertar había llegado. Cuando el príncipe se acercó a donde estaba el muro de espinas, no había otra cosa más que bellísimas flores, que se apartaban unas de otras de común acuerdo, y dejaban pasar al príncipe sin herirlo, y luego se juntaban de nuevo detrás de él como formando una cerca.

En el establo del castillo él vio a los caballos y en los céspedes a los perros de caza con pintas yaciendo dormidos, en los aleros del techo estaban las palomas con sus cabezas bajo sus alas. Y cuando entró al palacio, las moscas estaban dormidas sobre las paredes, el cocinero en la cocina aún tenía extendida su mano para regañar al ayudante, y la criada estaba sentada con la gallina negra que tenía lista para desplumar.

Él siguio avanzando, y en el gran salón vió a toda la corte yaciendo dormida, y por el trono estaban el rey y la reina.

Entonces avanzó aún más, y todo estaba tan silencioso que un respiro podía oirse, y por fin llegó hasta la torre y abrió la puerta del pequeño cuarto donde Preciosa Rosa estaba dormida. Ahí yacía, tan hermosa que él no podía mirar para otro lado, entonces se detuvo y la besó. Pero tan pronto la besó, Preciosa Rosa abrió sus ojos y despertó, y lo miró muy dulcemente.

Entonces ambos bajaron juntos, y el rey y la reina despertaron, y toda la corte, y se miraban unos a otros con gran asombro. Y los caballos en el establo se levantaron y se sacudieron. Los perros cazadores saltaron y menearon sus colas, las palomas en los aleros del techo sacaron sus cabezas de debajo de las alas, miraron alrededor y volaron al cielo abierto. Las moscas de la pared revolotearon de nuevo. El fuego del hogar alzó sus llamas y cocinó la carne, y el cocinero le jaló los pelos al ayudante de tal manera que hasta gritó, y la criada desplumó la gallina dejándola lista para el cocido.

Días después se celebró la boda del príncipe y Preciosa Rosa con todo esplendor, y vivieron muy felices hasta el fin de sus vidas.

La Sirenita

La sirenita Ariel está basada en el cueto de Hans Christian Andersen. Sólo que la versión Disney incluye el final feliz. Por si no conocían la trama original, aquí el cuento: 

En el fondo del más azul de los océanos había un maravilloso palacio en el cual habitaba el Rey del Mar, un viejo y sabio tritón que tenía una abundante barba blanca. Vivía en esta espléndida mansión de coral multicolor y de conchas preciosas, junto a sus hijas, cinco bellísimas sirenas. 

La Sirenita, la más joven, además de ser la más bella poseía una voz maravillosa; cuando cantaba acompañándose con el arpa, los peces acudían de todas partes para escucharla, las conchas se abrían, mostrando sus perlas, y las medusas al oírla dejaban de flotar. 
La pequeña sirena casi siempre estaba cantando, y cada vez que lo hacía levantaba la vista buscando la débil luz del sol, que a duras penas se filtraba a través de las aguas profundas. 

-¡Oh! ¡Cuánto me gustaría salir a la superficie para ver por fin el cielo que todos dicen que es tan bonito, y escuchar la voz de los hombres y oler el perfume de las flores! 

-Todavía eres demasiado joven -respondió la abuela-. Dentro de unos años, cuando tengas quince, el rey te dará permiso para subir a la superficie, como a tus hermanas. 

La Sirenita soñaba con el mundo de los hombres, el cual conocía a través de los relatos de sus hermanas, a quienes interrogaba durante horas para satisfacer su inagotable curiosidad cada vez que volvían de la superficie. En este tiempo, mientras esperaba salir a la superficie para conocer el universo ignorado, se ocupaba de su maravilloso jardín adornado con flores marítimas. Los caballitos de mar le hacían compañía y los delfines se le acercaban para jugar con ella; únicamente las estrellas de mar, quisquillosas, no respondían a su llamada. 

Por fin llegó el cumpleaños tan esperado y, durante toda la noche precedente, no consiguió dormir. A la mañana siguiente el padre la llamó y, al acariciarle sus largos y rubios cabellos, vio esculpida en su hombro una hermosísima flor. 

-¡Bien, ya puedes salir a respirar el aire y ver el cielo! ¡Pero recuerda que el mundo de arriba no es el nuestro, sólo podemos admirarlo! Somos hijos del mar y no tenemos alma como los hombres. Sé prudente y no te acerques a ellos. ¡Sólo te traerían desgracias! 

Apenas su padre terminó de hablar, La Sirenita le di un beso y se dirigió hacia la superficie, deslizándose ligera. Se sentía tan veloz que ni siquiera los peces conseguían alcanzarla. De repente emergió del agua. ¡Qué fascinante! Veía por primera vez el cielo azul y las primeras estrellas centelleantes al anochecer. El sol, que ya se había puesto en el horizonte, había dejado sobre las olas un reflejo dorado que se diluía lentamente. Las gaviotas revoloteaban por encima de La Sirenita y dejaban oír sus alegres graznidos de bienvenida. 

-¡Qué hermoso es todo! -exclamó feliz, dando palmadas. 

Pero su asombro y admiración aumentaron todavía: una nave se acercaba despacio al escollo donde estaba La Sirenita. Los marinos echaron el ancla, y la nave, así amarrada, se balanceó sobre la superficie del mar en calma. La Sirenita escuchaba sus voces y comentarios. “¡Cómo me gustaría hablar con ellos!", pensó. Pero al decirlo, miró su larga cola cimbreante, que tenía en lugar de piernas, y se sintió acongojada: “¡Jamás seré como ellos!” 

A bordo parecía que todos estuviesen poseídos por una extraña animación y, al cabo de poco, la noche se llenó de vítores: “¡Viva nuestro capitán! ¡Vivan sus veinte años!” La pequeña sirena, atónita y extasiada, había descubierto mientras tanto al joven al que iba dirigido todo aquel alborozo. Alto, moreno, de porte real, sonreía feliz. La Sirenita no podía dejar de mirarlo y una extraña sensación de alegría y sufrimiento al mismo tiempo, que nunca había sentido con anterioridad, le oprimió el corazón. 

La fiesta seguía a bordo, pero el mar se encrespaba cada vez más. La Sirenita se dio cuenta en seguida del peligro que corrían aquellos hombres: un viento helado y repentino agitó las olas, el cielo entintado de negro se desgarró con relámpagos amenazantes y una terrible borrasca sorprendió a la nave desprevenida. 

-¡Cuidado! ¡El mar...! -en vano la Sirenita gritó y gritó. 

Pero sus gritos, silenciados por el rumor del viento, no fueron oídos, y las olas, cada vez más altas, sacudieron con fuerza la nave. Después, bajo los gritos desesperados de los marineros, la arboladura y las velas se abatieron sobre cubierta, y con un siniestro fragor el barco se hundió. La Sirenita, que momentos antes había visto cómo el joven capitán caía al mar, se puso a nadar para socorrerlo. Lo buscó inútilmente durante mucho rato entre las olas gigantescas. Había casi renunciado, cuando de improviso, milagrosamente, lo vio sobre la cresta blanca de una ola cercana y, de golpe, lo tuvo en sus brazos. 

El joven estaba inconsciente, mientras la Sirenita, nadando con todas sus fuerzas, lo sostenía para rescatarlo de una muerte segura. Lo sostuvo hasta que la tempestad amainó. Al alba, que despuntaba sobre un mar todavía lívido, la Sirenita se sintió feliz al acercarse a tierra y poder depositar el cuerpo del joven sobre la arena de la playa. Al no poder andar, permaneció mucho tiempo a su lado con la cola lamiendo el agua, frotando las manos del joven y dándole calor con su cuerpo. 

Hasta que un murmullo de voces que se aproximaban la obligaron a buscar refugio en el mar. 

-¡Corran! ¡Corran! -gritaba una dama de forma atolondrada- ¡Hay un hombre en la playa! ¡Está vivo! ¡Pobrecito...! ¡Ha sido la tormenta...! ¡Llevémoslo al castillo! ¡No! ¡No! Es mejor pedir ayuda... 

La primera cosa que vio el joven al recobrar el conocimiento, fue el hermoso semblante de la más joven de las tres damas. 

-¡Gracias por haberme salvado! -le susurró a la bella desconocida. 

La Sirenita, desde el agua, vio que el hombre al que había salvado se dirigía hacia el castillo, ignorante de que fuese ella, y no la otra, quien lo había salvado. 

Pausadamente nadó hacia el mar abierto; sabía que, en aquella playa, detrás suyo, había dejado algo de lo que nunca hubiera querido separarse. ¡Oh! ¡Qué maravillosas habían sido las horas transcurridas durante la tormenta teniendo al joven entre sus brazos! 

Cuando llegó a la mansión paterna, la Sirenita empezó su relato, pero de pronto sintió un nudo en la garganta y, echándose a llorar, se refugió en su habitación. Días y más días permaneció encerrada sin querer ver a nadie, rehusando incluso hasta los alimentos. Sabía que su amor por el joven capitán era un amor sin esperanza, porque ella, la Sirenita, nunca podría casarse con un hombre. 

Sólo la Hechicera de los Abismos podía socorrerla. Pero, ¿a qué precio? A pesar de todo decidió consultarla. 

-¡...por consiguiente, quieres deshacerte de tu cola de pez! Y supongo que querrás dos piernas. ¡De acuerdo! Pero deberás sufrir atrozmente y, cada vez que pongas los pies en el suelo sentirás un terrible dolor. 

-¡No me importa -respondió la Sirenita con lágrimas en los ojos- a condición de que pueda volver con él! 

¡No he terminado todavía! -dijo la vieja-. ¡Deberás darme tu hermosa voz y te quedarás muda para siempre! Pero recuerda: si el hombre que amas se casa con otra, tu cuerpo desaparecerá en el agua como la espuma de una ola. 

-¡Acepto! -dijo por último la Sirenita y, sin dudar un instante, le pidió el frasco que contenía la poción prodigiosa. Se dirigió a la playa y, en las proximidades de su mansión, emergió a la superficie; se arrastró a duras penas por la orilla y se bebió la pócima de la hechicera. 

Inmediatamente, un fuerte dolor le hizo perder el conocimiento y cuando volvió en sí, vio a su lado, como entre brumas, aquel semblante tan querido sonriéndole. El príncipe allí la encontró y, recordando que también él fue un náufrago, cubrió tiernamente con su capa aquel cuerpo que el mar había traído. 

-No temas -le dijo de repente-. Estás a salvo. ¿De dónde vienes? 

Pero la Sirenita, a la que la bruja dejó muda, no pudo responderle. 

-Te llevaré al castillo y te curaré. 

Durante los días siguientes, para la Sirenita empezó una nueva vida: llevaba maravillosos vestidos y acompañaba al príncipe en sus paseos. Una noche fue invitada al baile que daba la corte, pero tal y como había predicho la bruja, cada paso, cada movimiento de las piernas le producía atroces dolores como premio de poder vivir junto a su amado. Aunque no pudiese responder con palabras a las atenciones del príncipe, éste le tenía afecto y la colmaba de gentilezas. Sin embargo, el joven tenía en su corazón a la desconocida dama que había visto cuando fue rescatado después del naufragio. 

Desde entonces no la había visto más porque, después de ser salvado, la desconocida dama tuvo que partir de inmediato a su país. Cuando estaba con la Sirenita, el príncipe le profesaba a ésta un sincero afecto, pero no desaparecía la otra de su pensamiento. Y la pequeña sirena, que se daba cuenta de que no era ella la predilecta del joven, sufría aún más. Por las noches, la Sirenita dejaba a escondidas el castillo para ir a llorar junto a la playa. 

Pero el destino le reservaba otra sorpresa. Un día, desde lo alto del torreón del castillo, fue avistada una gran nave que se acercaba al puerto, y el príncipe decidió ir a recibirla acompañado de la Sirenita. 

La desconocida que el príncipe llevaba en el corazón bajó del barco y, al verla, el joven corrió feliz a su encuentro. La Sirenita, petrificada, sintió un agudo dolor en el corazón. En aquel momento supo que perdería a su príncipe para siempre. La desconocida dama fue pedida en matrimonio por el príncipe enamorado, y la dama lo aceptó con agrado, puesto que ella también estaba enamorada. Al cabo de unos días de celebrarse la boda, los esposos fueron invitados a hacer un viaje por mar en la gran nave que estaba amarrada todavía en el puerto. La Sirenita también subió a bordo con ellos, y el viaje dio comienzo. 

Al caer la noche, la Sirenita, angustiada por haber perdido para siempre a su amado, subió a cubierta. Recordando la profecía de la hechicera, estaba dispuesta a sacrificar su vida y a desaparecer en el mar. Procedente del mar, escuchó la llamada de sus hermanas: 
-¡Sirenita! ¡Sirenita! ¡Somos nosotras, tus hermanas! ¡Mira! ¿Ves este puñal? Es un puñal mágico que hemos obtenido de la bruja a cambio de nuestros cabellos. ¡Tómalo y, antes de que amanezca, mata al príncipe! Si lo haces, podrás volver a ser una sirenita como antes y olvidarás todas tus penas. 

Como en un sueño, la Sirenita, sujetando el puñal, se dirigió hacia el camarote de los esposos. Mas cuando vio el semblante del príncipe durmiendo, le dio un beso furtivo y subió de nuevo a cubierta. Cuando ya amanecía, arrojó el arma al mar, dirigió una última mirada al mundo que dejaba y se lanzó entre las olas, dispuesta a desaparecer y volverse espuma. 

Cuando el sol despuntaba en el horizonte, lanzó un rayo amarillento sobre el mar y, la Sirenita, desde las aguas heladas, se volvió para ver la luz por última vez. Pero de improviso, como por encanto, una fuerza misteriosa la arrancó del agua y la transportó hacia lo más alto del cielo. Las nubes se teñían de rosa y el mar rugía con la primera brisa de la mañana, cuando la pequeña sirena oyó cuchichear en medio de un sonido de campanillas: 

-¡Sirenita! ¡Sirenita! ¡Ven con nosotras! 

-¿Quiénes son? -murmuró la muchacha, dándose cuenta de que había recobrado la voz-. ¿Dónde están? 

-Estás con nosotras en el cielo. Somos las hadas del viento. No tenemos alma como los hombres, pero es nuestro deber ayudar a quienes hayan demostrado buena voluntad hacia ellos. 

La Sirenita, conmovida, miró hacia abajo, hacia el mar en el que navegaba el barco del príncipe, y notó que los ojos se le llenaban de lágrimas, mientras las hadas le susurraban: 

-¡Fíjate! Las flores de la tierra esperan que nuestras lágrimas se transformen en rocío de la mañana. ¡Ven con nosotras! Volemos hacia los países cálidos, donde el aire mata a los hombres, para llevar ahí un viento fresco. Por donde pasemos llevaremos socorros y consuelos, y cuando hayamos hecho el bien durante trescientos años, recibiremos un alma inmortal y podremos participar de la eterna felicidad de los hombres -le decían. 

-¡Tú has hecho con tu corazón los mismos esfuerzos que nosotras, has sufrido y salido victoriosa de tus pruebas y te has elevado hasta el mundo de los espíritus del aire, donde no depende más que de ti conquistar un alma inmortal por tus buenas acciones! -le dijeron. 

Y la Sirenita, levantando los brazos al cielo, lloró por primera vez. 

Oyéronse de nuevo en el buque los cantos de alegría: vio al Príncipe y a su linda esposa mirar con melancolía la espuma juguetona de las olas. La Sirenita, en estado invisible, abrazó a la esposa del Príncipe, envió una sonrisa al esposo, y en seguida subió con las demás hijas del viento envuelta en una nube color de rosa que se elevó hasta el cielo.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Planeta Cereza

Utilizando los datos infrarrojos del telescopio Subaru en Hawai, un equipo internacional de astrónomos ha fotografiado un planeta gigante alrededor de la estrella 'GJ 504'. Varias veces la masa de Júpiter y de tamaño similar, el nuevo mundo, llamado 'GJ 504b', es el planeta de menor masa jamás observado mediante técnicas de imagen directa que orbita alrededor de una estrella como el sol.

"Si pudiéramos viajar a este planeta gigante, veríamos un mundo todavía brillando por el calor de su formación con una reminiscencia del color de una cereza oscura, un color magenta", afirma Michael McElwain, un miembro del equipo del descubrimiento de la NASA.

De acuerdo con la teoría de mayor aceptación, los planetas similares a Júpiter tienen su inicio en el gas que rodea a una estrella joven. Un núcleo producido por colisiones entre asteroides y cometasproporciona una semilla y, cuando este núcleo alcanza una masa suficiente, su fuerza de gravedad atrae rápidamente de gas desde el disco para formar el planeta.

"Este es uno de los planetas más difíciles de explicar en un marco de formación de planetas tradicionales", explicó el miembro del equipo de Markus Janson, un becario postdoctoral Hubble en la Universidad de Princeton en Nueva Jersey. "Su descubrimiento implica que tenemos queconsiderar seriamente teorías de formación alternativos, o tal vezvolver a evaluar algunos de los supuestos básicos de la teoría de acreción del núcleo".

La imagen directa es probablemente la técnica más importante para la observación de planetas alrededor de otras estrellas, pero también es la más difícil.

"Esta técnica proporciona información acerca del planeta, la luminosidad, la temperatura, la atmósfera y la órbita, pero los planetas son tan débiles y están tan cerca de sus estrellas madre que es como tratar de tomar una foto de una luciérnaga cerca de un faro", explica Masayuki Kuzuhara en el Tokyo Institute of Technology,director del equipo de esta investigación de la publicación 'The Astrophysical Journal'.


El defecto.

¿Acaso aquellos que no son perfectos no tienen derecho al amor y al deseo? El reloj marca medianoche y no puede dormir. Da vueltas en la cama intentando acomodarse de algún modo en que logre conciliar el sueño. Es sábado y el viento acerca a sus oídos la música alegre que viene del club de su barrio. Es carnaval y hay baile, seguramente los jóvenes de su edad se están divirtiendo, pero él no es bienvenido en esas fiestas. Sólo si quisiera ser el centro de miradas lastimosas y burlonas por parte de la gente. Ya está acostumbrado, pero no tolera más que sientan pena por él. Es consciente que no puede llevar una vida normal y todo el tiempo tiene presente las secuelas irreversibles que una enfermedad en la niñez le ha dejado por castigo y ha terminado por resignarse. Sólo se ha dedicado a acumular conocimientos, viviendo la vida a través de los libros y encontrando en las revistas el mundo del que se siente excluido… especialmente el sexo opuesto. Sus pensamientos siguen vagando, llenando su cabeza de fantasías que la razón le dice que son inalcanzables para él, mientras imágenes de hermosas mujeres semidesnudas alimentan su imaginación, porque hasta ahora no ha tenido la oportunidad de conocer los placeres de la carne. Pero cuántas veces los ha acariciado y besado con su mente mientras sus ávidas manos comenzaban a despertar sensaciones placenteras pensando en aquellos cuerpos que encierran tesoros para él. Imaginando lo que sería tener a la mujer de sus sueños más ardientes, aunque por ahora se conforma con tener su amistad mientras la desea en silencio. Julia es su vecina y se conocen desde niños. Ella viene todos los días a visitarlo, parece no importarle la apariencia de él, al contrario lo mira con dulzura y eso es un alivio para su alma. Él adora escucharla… mirarla…sentirla tan cerca, percibir su aroma… mantener su atención…hacerla reír. Cuando están juntos el tiempo parece detenerse. Por lo menos sus relatos y sus ojos claros son apreciados por la chica de sus sueños y así logra tenerla más tiempo junto a él. Todo sea por recibir ese ansiado beso y abrazo que ella le da cada vez que lo saluda y llenan ese vacío de caricias que lo atormenta cada día. Necesita desahogarse y esta noche más que nunca tiene al deseo arañando en su almohada. Escucha voces en su ventana, se levanta de la cama y se acerca a mirar detrás de la persiana. No lo puede creer. Es ella y está con un hombre que la tiene abrazada. Quiere ver más porque apenas puede divisar desde donde está. Ellos se acercan más hacia la parte oscura de su jardín, más cerca de su ventana. Ahora sí puede verlos con claridad, se están besando apasionadamente mientras la toca por debajo de la falda. No puede evitar excitarse al espiar cómo ellos se entregan a las caricias. Es la primera vez que está tan cerca de aquello que anhela experimentar. Los gemidos de ella le han hecho acelerar el corazón y siente como su miembro se endurece al escucharlos tan claramente. Ya no puede evitar comenzar a masturbarse. La escena se va calentando cuando el joven termina por apoyarla contra la pared y ella lo ayuda abrir su pantalón. Siente como el furor se apodera de ellos. Julia toma entre sus manos el miembro, acariciándolo, él le besa el cuello y esos besos bajan hasta los senos llenándose la boca con ellos, ella gime enloquecida y levanta el muslo izquierdo para permitir una pronta apertura de su sexo y él se ubica para comenzar a penetrarla con una embestida en que ambos se mueven deprisa como acelerando el momento, antes de que alguien salga y los encuentre. Los jadeos de ellos son intensos y se mezclan con los suyos, siente que se va, tiene que cerrar sus ojos porque ya no da más, la imagen extasiada de ella lo está enloqueciendo y termina por recibir un sinfín de descarga que se escapa entre sus dedos. Han sido tan breves esos instantes pero los más deliciosos que ha logrado. Al volver en sí mira hacia donde ellos están y permanecen inmóviles. Pasaron unos segundos, ella acomodó su vestido, le dio un fugaz beso y entró en su casa. El espectáculo había terminado dejándolo más inquieto. Esa madrugada fue el comienzo de su historia. Al despertar lo primero que pensó fue en su vecina y amiga. Seguramente hoy vendría a verlo como cada domingo por lo tarde. Estaba ansioso de ese encuentro. Verla cogiendo con otro había despertado un deseo casi obsesivo por ella y quería tenerla. Hoy podía ser que las cosas se dieran si él se atrevía a confesar sus sentimientos. Sus padres habían salido y volverían tarde. Estarían solos. Cuando Julia llegó, él estaba sentado en el sofá de la sala leyendo. Se la notaba radiante y feliz. Tenía puesta una falda tan corta que apenas cubría sus nalgas. Se sentó a su lado, lo abrazó y le dio un beso como siempre, él deslizo su mirada por el escote deteniéndose en el primer botón de la camisa entallada que resaltaba sus preciosos senos. Sintió su corazón acelerarse al tenerla a su alcance. — Se te ve muy contenta — dijo él. Lo miró sorprendida. Lo conocía muy bien y algo había en su tono de voz y en sus ojos. Destellos diferentes. —¿por qué lo dices? si estoy como siempre. Anoche fui a bailar si quieres saber. —Sí, lo sé. Te vi por mi ventana, estabas con alguien. ¿Quién es él?—preguntó. Ahora ella sintió vergüenza y pena por él, percibió los celos en su pregunta, seguramente había visto todo lo que pasó entre ella y su amante. Se acercó como para abrazarlo y él tomo sus manos y las besó. — Por favor, no sientas lástima por mí, ya demasiado tengo con mi deforme cuerpo para que me mires así. Mi defecto está en mi espalda pero no en mi alma—dijo— Sé que no me ves como a un hombre pero yo te deseo y no sabes cuánto. Ella quedó en silencio. —No imaginé lo que sentías por mí. Pero nunca sentiría pena por ti—dijo ella mirándolo directo a los ojos y sintió correr por su cuerpo un calor sofocante que le oprimió el pecho. Necesitaba mostrar sus sentimientos, por eso llevó su mano al rostro de él y empezó acariciarlo. Se dejó llevar por la sensación y lo besó. Sus labios tibios se posaron en su boca y él correspondió sin temor a ser rechazado. Había mucho deseo contenido entre ellos y este era el momento de sacarlo a la luz. La abrazó contra su pecho y sus besos fueron más intensos. Estuvieron intercambiando caricias un buen rato en aquel sillón mientras la excitación se apoderaba de ambos. Ella sintió la erección de él sobre la tela del pantalón al apoyar su mano. Se sorprendió al notar el tamaño que adquirió, era grande y eso la excitó más. Estaban solos en la casa y pensó que esta era una oportunidad. Las experiencias de ella eran esporádicas y apenas podía gozarlas, como sucedió la noche anterior, su madre siempre estaba vigilándola como para tener un tiempo de estar a solas con un hombre y gozar de todos los placeres que ella imaginaba. Octavio no era alguien que su madre consideraba una amenaza para el pudor de su hija, por eso la dejaba pasar tiempo con él. Ahora estaba sucediendo algo mágico.Deseaba poder gozar de todo aquello que sus amigas le contaban y éste era el momento de hacerlo. Se sentía atraída y los defectos físicos de él no eran un obstáculo que les impidiera tener sexo. Entre los besos y caricias, ella continuó tocándole el miembro delineándolo con sus dedos por encima de la tela, estaba curiosa de verlo. Le ardían las mejillas y su ropa interior estaba empapada. Deseaba que él la toque y la bese allí. —Vayamos a tu cuarto por favor—le dijo entre gemidos. El estaba enloqueciendo de placer. Lo ayudo a levantarse y fueron juntos hasta la habitación, cerró la puerta con llave, mientras él se recostó en la cama mirando cómo ella se iba desvistiendo poco a poco hasta que al fin quedo desnuda como la había imaginando tantas veces en sus noches de desvelo. Se besaron, dejo que él acaricie su cuerpo descubriendo la suavidad de su piel mientras iba reconociendo con sus manos esos senos que se ofrecían a sus labios como fruta madura. Que delicia pensó. Con delicadeza mordisqueo los pezones y a ella le encanto esa sensación. Julia tomo la iniciativa y se monto sobre él quitándole el pantalón, quería conocer más de lo que sus dedos habían acariciado hacia unos minutos. Lo ayudo a quitarse la ropa. No daba más de lujuria y cogió con su mano el pene y lo llevo directo a la boca. El miraba estupefacto como su pedazo se perdía devorado una y otra vez entre esos labios carnosos que eran bien ayudados por una hábil lengua que lo dejaba sin aliento. Nunca se habría podido imaginar el inmenso gozo que estaba sintiendo al ver como ella se engolosinada con su miembro. Pero quería disfrutar del sexo de ella en su boca. Por eso le pidió que se diese vuelta, ella obedeció enseguida porque es lo que estaba esperando. Su amiga Susy le había dicho que pruebe el 69, que le iba a encantar y ahora iba hacerlo. Se puso en posición para dejar la cara de el debajo de su sexo, él coloco las manos en sus glúteos y sintió algo caliente posarse en su vulva que comenzó a succionarla rápidamente y tras cada movimiento intenso que le daba la dejaba sin aliento. El maravilloso cosquilleo que estaba sintiendo la hacía empeñarse más en continuar chupando para no desfallecer. Para el este era un manjar que quería disfrutar sin prisa y sin pausa, quería hacerlo bien, lo sentía en los gemidos y movimientos de ella. Sentirla entregada lo excitaba mas. Su miembro estaba durísimo como una roca que palpitaba entre los labios de ella y los testículos parecían querer estallar en cualquier momento. No quiso pensar en ello, se concentro y siguió con ahínco degustando de ese coño hasta sentirlo correrse en su boca. Julia estaba en el máximo apogeo y quería más. Se incorporo y montada sobre él, comenzó a introducir el miembro lentamente, el rostro de Octavio estaba embelesado ante la imagen desatada de ella que se movía sin parar, gimiendo y clavando sus dedos en su cuerpo a medida que iba aumentando los movimientos, entrando y saliendo gustosamente de su sexo hasta sentir como comenzaba con fuerza a aprisionar su miembro y una descarga de espasmos termino por dejarla tendida sobre su pecho. Sus cuerpos quedaron envueltos con un abrazo intenso mientras ella se reponía. Para él este era un sueño del que no iba a despertar. Ya no sentía sus defectos, estaba seguro de su cuerpo y lo más importante en ese momento era que su miembro continuaba rígido, tenía el tamaño y grosor suficiente para complacer a esa mujer y ahora era su turno de mostrar lo que podía darle.

(No recuerdo el nombre de autor, pero qué grande. Si alguien lo conoce, agradecería que lo diga)

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Conversando sobre el amor

Con respecto al amor, después del fracaso que han supuesto todos. 
Después del último que me marcó y me marcó por su engaño, he tenido nuevas oportunidades con otras personas, grandes personas que merecen lo mejor y sé que serían fieles a su palabra, y no he podido, no me puedo enamorar. Ahora tal vez sea yo la que falle. Puedo ilusionarme, sentir aprecio y conexión, pero enamorarme me cuesta. 
Estoy realmente disgustada con esto. Después de esa persona han venido cuatro y no ha salido nada bien. Ahora soy yo la criticada, ahora soy yo la mala de la película, a diferencia que desde que veo que no marcha, lo digo. 
A veces pienso que aún no lo he superado, o que no hay nada que superar. Que esa herida no ha cicatrizado, y queda la huella para siempre. Una marca que duele.
Otras veces pienso que sí lo he superado, que me dejó una gran enseñanza. Que esa herida sí ha cicatrizado, y queda la huella para siempre. Una marca que no duele. 
¿Sigo sintiendo algo por él? Claro que siento, está en mi memoria, pero ni es amor ni es odio. Ahora lo que siento es su recuerdo, totalmente sano y libre. Entonces me doy cuenta que el sufrimiento es opcional. Que tanto el primer pensamiento como el segundo son lo mismo, pero visto bajo perspectivas opuestas. 
¿Cuál es la perspectiva más sana? Yo, personalmente, me quedo con la afirmativa. 
¿Por qué soy capaz de verlo de forma afirmativa cuando la mayoría de personas que encuentro lo niegan? Estuve con una depresión muy grave, todo hay que decirlo. Pero yo en un principio era feliz, libre de inseguridades. Yo quería volver a ser la misma. Me apoyé en los libros, en varias películas y, disconforme con lo que oía en el exterior, sólo me permití escuchar música. Logré ver las cosas de forma positiva, con optimismo y serenidad. Y realmente pude ayudarme a mí misma. No sólo en el tema de desamor, sino en mi vida en general. 
Las personas que no me convenían simplemente se han ido. Mis amigos de verdad los conservo. Por fin el amor significa complicidad. Doy sin esperar nada a cambio. Mi consciencia logra la paz al darse cuenta que esas personas son reales porque te agradecen, valoran lo que haces. Y es exactamente lo que yo hago con ellas. Nada material, nada superficial. La lucha es de bienes sentimentales. 
Ahora, siendo capaz de estar en paz en esta posición, no necesito del compromiso con una persona para ser feliz. Doy mi amor y mi amistad y que la tome quien quiera, y me hago amiga de quien me escuche. soy fiel al que sigue conmigo.
¿Qué pasa en contra? La gente ignorante. Me señalan y me juzgan y eso es algo que me duele muchísimo, pero me callo, me deprimo y lo permito. Ojalá pudiera sentir rabia, ojalá fuera capaz de dar cuatro gritos y mandarlos a donde merecen, ojalá pero… me callo, me deprimo y lo permito. Lo permito porque sé que lo ignoran. Al darme cuenta de que son ignorantes dejo de deprimirme y entonces sobran palabras. Sobran las palabras porque sé que pasan en contra… simplemente pasan, rechazan quedarse.
Te hacen daño, te haces fuerte y entonces haces daño al que aún es débil. Aún pongo en duda de si ahora soy más fuerte. Suelo pensar que estoy siendo fría, pero no. Fría sería si me cerrara al Mundo, y es totalmente lo contrario. Antes desconfiaba de todo porque me escondía en mí misma, era muy insegura. Con esa persona logré abrirme y me enamoré de esa sensación. Ahora amo esa sensación y vivo con ella.
¿Por qué no funcionó esa relación? Porque él no logró abrirse. Él no estaba realmente enamorado de mí.

Escarlata


Guardo el sentir en la profundidad
escarlata de mi corazón,
lo guardo a salvo de rencores,
a salvo de orgullos desbordados,
a salvo de egos aumentados,
a salvo de miedos incomprensibles,
a salvo de injurias sobrehumanas.
Lo guardo dentro del capullo de la orquídea,
envuelto en mieles de atardeceres,
en astros que iluminan.

Navego a través de los mares del recuerdo,
donde se refleja el cielo que cubre el horizonte.
Estas ahí, en las montañas... altas montañas lontanas.

El Amor es un niño que tomo de la mano,
que cuido, aunque no sea mío,
aun sea agua escurriéndose en las palmas,
aun lo que queda solo sean dedos humedecidos
por palabras que se callan.

Estoy en esta soledad clara,
con las siete letras de tu nombre,
con tus ojos irradiando fuego.
Estoy sumida en el ascenso de tus manos
por mis piernas blancas.
En la caricia anhelada,
con mis labios en tu cuello,
con la vista en tu mirada.

En las noches me visita la luna,
como si fuese tu pupila
se me cuela en la ventana.
Y en el Poniente me llama un lucero,
y lo llamo yo, cuerpo celeste y sagaz,
sabe que habitas, eterno, en mi alma.

Ay, de mí. No busco nada, a nadie...
¿Quién podría sustituirte conteniendo la magnitud
que refulge en lo que has sido?
Lo fuiste todo en uno mismo,
difícil que otro astro opaque tu aura.

Y yo, me quedo así.

Heber S. S.

Muero.

Fumo para olvidar los problemas,
me drogo para olvidar los problemas,
bebo para olvidar los problemas.
Cuando los problemas quedan en el olvido,
ya me he enganchado,
yo soy el problema,
y entonces...

Fumo para olvidar que soy un problema,
me drogo para olvidar que soy un problema,
bebo para olvidar que soy un problema.
Cuando he olvidado que soy un problema,
he olvidado quien soy,
ya no recuerdo nada,
y entonces...

Cuida el agua


martes, 19 de noviembre de 2013

Escuchar-Fortalecer-Crear-Luchar-Dejar-Guiar

Escucha tu fuerza, crea tu lucha y déjate guiar
Escuchar-fortalecer, crear-luchar, dejar-guiar
Cuando escuchamos, nos hacemos fuertes
Cuando creamos, nos hacemos luchadores
Cuando...
Cuando hay fortaleza somos capaces de escuchar.
Cuando hay lucha somos capaces de crear
Cuando  hay guía somos capaces de dejar
¿A quién escuchamos primero? A la guía. ¿Por qué? Porque nos enseña a luchar. ¿Para qué? Para ser fuertes.
¿Qué pasa cuando somos fuertes? Que la lucha resulta fácil.
¿Qué dejamos? La guía ¿Por qué dejamos a nuestra pionera? Porque en ese momento eres libre, porque en ese momento tú eres la guía.

Conexión


domingo, 17 de noviembre de 2013

Subconsciente

Tu mente está dividida en dos niveles: el consciente y el inconsciente. Tú tienes poder sobre los pensamientos y decisiones de tu mente consciente, pero lo que decidas de forma consciente se implantará en tu mente inconsciente y echará raíces como si fuera una semilla en tierra fértil. Así que para reprogramar tu mente subconsciente debes poner mucha atención a los pensamientos conscientes que saturan tu mente día a día, cambiarlos por pensamientos positivos y trabajar con ahínco para convertirte en la persona que deseas ser.

Síndrome de Diógenes

Son muchas las veces que en los medios de comunicación se emiten noticias relacionadas con gente que padece el "Síndrome de Diógenes", trastorno que se caracteriza, entre otras cosas, por la acumulación de basura y de desperdicios domésticos.
Pero, en realidad, si nos vamos a la historia del personaje que da nombre a la enfermedad, descubriremos lo contrario.

Diógenes de Sínope ( Διογένης ὁ Σινωπεύς ), llamado así por la ciudad en la que nació en el 412 a.C. murió en Corinto en el 323 a.C. También denominado Diógenes el Cínico, fue un filósofo griego que pertenecía a la escuela cínica , y que pasó a la historia por su forma de vida.

Vivía como un vagabundo y en una tinaja. Sólo tenía un manto, un zurrón , un báculo y un cuenco para beber agua(hasta que un día vio a un niño beber utilizando sus pequeñas mano. Diógenes se da cuenta de que ya no necesitaba el cuenco, y se desprende de él) . Era totalmente autosuficiente.Pensaba,como los cínicos, que no se necesitaba ningún lujo ,a los que la sociedad estaba acostumbrada, para vivir.

El comportamiento de Diógenes se comparaba al de un perro, a quienes alababa por sus virtudes. Tanto el suyo como el de su maestro, Antístenes, hacía que la gente los denominase kynikós ( κυνικός ), cuyo significado corresponde a "perro" o "perrunos".

De esta denominación deriva la palabra cínico, nombre de la escuela a la que Diógenes pertenecía y que su maestro había formado, pero ese es sólo un origen de la palabra. También hay otro que dice que la palabra proviene del lugar donde Antístenes fundó la escuela , pues era el santuario de Cinosargo, que significaría kyon argos(perro ágil o blanco).


Alejandro Magno y Diógenes en Corinto


Las razones por las que se relaciona lo cínico con lo canino son algunas como la manera de vivir, el descaro al hablar o actuar en público, las cualidades de buen guardián para preservar los principios de la filosofía o la capacidad de saber distinguir los amigos de los enemigos.

En su época fue un personaje tan importante que incluso el gran Alejandro Magno quiso conocerlo. El rey, montado en su caballo, le ofreció la oportunidad de concederle lo que él pidiese, fuese lo que fuese. Diógenes le contestó simplemente que se apartara, pues le tapaba el sol. El resto de hombres que iban con Alejandro Magno se rieron de él, pero les mandó callar, diciendo que si no fuese quien fuese, querría ser Diógenes.

Al fin y al cabo, fue por eso por lo que se conoce a Diógenes, por esa manera "perruna" o "cínica" de vivir, sólo con lo justo y con lo necesario, dejando de lado todos los bienes materiales pues, simplemente, no hacen falta.

sábado, 16 de noviembre de 2013

Gimnasia ocular

Y lo de siempre. Tienes un problema y necesitas de esta cosa para evitar su empeoramiento.
Yo atacaré a mi supuesto problema. ¡Qué malo es no ver! 
''Tienes miopía y se debe a factores genéticos.''
¿Genéticos? Perdone, yo nací sana. Acepto que algo hice mal y éstas sean las consecuencias, pero no acepto resignarme a que sea un factor genético. 
Siendo consciente de mi error puedo tratarlo. Se supone que en eso consiste la vida, en lecciones para hacerla  mejor.

''No tiene cura pero sí tratamiento''
...
...
...

¡JAJAJA!

La contradicción, el peor enemigo de nuestro diccionario mental. Si tiene tratamiento tiene cura.

El dinero es lo que mueve a las personas ambiciosas. Aaay esas industrias que tratan de engañarnos. Industria Óptica, ¿qué pierdes si dices la verdad?

Lo que llaman milagros de la vida es verdad. Hay personas que se curan de cáncer por medios naturales
La maravillosa biología de la creencia.


En las palabras de la Asociación Americana de Optometría, la Gimnasia Ocular es "el arte y ciencia de desarrollar, mejorar y remediar las habilidades visuales para lograr desempeño, eficiencia y comodidad visual".




Recuerdos de amor

Hoy hace un año de una anécdota que cambió mi vida a mal en aquel momento. 
Hoy me levanté y abrí mi baúl de los recuerdos. ¿Por qué y para qué?... Maravillosa pregunta. Simplemente lo hice. ¿Quién actuaba?
El maravilloso Mundo del inconsciente. Ahí donde se refugian nuestros recuerdos. Ese lugar que actúa por instinto sin necesidad de pensar. Ese hueco cargado de emociones. Y, ¿si permito que fluyan?
Sin pedirlo, me acaban de recordar el motivo.
Es fabuloso el ciclo de la vida porque inconscientemente actuamos acorde a nuestro pasado.
¿Sabéis lo que me fascina de esto? Que jamás fui fiel al olvido. 
Me gusta recordar esas anécdotas que me hicieron vivir un momento crítico. Son la clave de mi ser, la esencia de mi aprendizaje. Y lo más maravilloso es sentirlo hoy con tanto amor. Maravilla, esa es la palabra.
Maravilloso, sí señor.

Futuro con base en presente.

El Mundo quiere cambios y necesita ejemplos.
Vale. Pues cambiemos y seamos el ejemplo.

Para seguir, construir el camino.