lunes, 10 de diciembre de 2012

Háblale al corazón de un nuevo amanecer.

Siembra por una vez, cree en lo que hiciste ayer, no dejes que nada borre tu forma de ser.
Desde cuándo hay que temer, si no hay nada que perder. La suerte no es cosa del azar, cada uno elige dónde llegar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario