lunes, 29 de octubre de 2012

Yo podría mantenerme despierto solamente para oír tu respiración, mirar tu sonrisa mientras duermes, mientras te alejas y sueñas. Yo podría pasar mi vida en esta dulce rendición , yo podría quedarme perdido en este momento siempre. Cada momento que paso contigo es un momento que atesoro. 

No quiero cerrar mis ojos, no quiero quedarme dormida porque te extrañaría, y yo no quiero extrañar algo porque aún cuando sueño contigo, el dulce sueño no pasaría porque aún te extrañaría…y yo no quiero extrañar algo. 

Recostada cerca de ti, sintiendo tu corazón latiendo. Y me pregunto qué es lo que estás soñando. Me pregunto si soy yo lo que estás viendo. Y luego beso tus ojos y agradezco que estamos juntos.

domingo, 28 de octubre de 2012

NOSOTROS LO HACEMOS TODO POR NUESTRA CUENTA. NO NECESITAMOS NADA NI A NADIE.
SI ME ACUESTO AQUÍ, SI SIMPLEMENTE ME ACUESTO AQUÍ ¿TE ACOSTARÍAS CONMIGO Y SIMPLEMENTE TE OLVIDARÍAS DEL MUNDO?
AÚN NO SÉ MUY BIEN CÓMO DECIR CÓMO ME SIENTO. ESAS TRES PALABRAS DICEN DEMASIADO, PERO NO SON SUFICIENTES.
OLVIDARTE DE LO QUE NOS DIJIMOS ANTES DE QUE NOS VOLVIÉRAMOS TAN VIEJOS. MUÉSTRAME UN JARDÍN QUE REVIENTE DE VIDA.
MALGASTEMOS EL TIEMPO PERSIGUIENDO AUTOS ALREDEDOR DE NUESTRAS MENTES.
NECESITO TU GRACIA PARA RECORDARME Y PARA ENCONTRARME A MÍ MISMO.
TODO LO QUE SOY, TODO LO QUE FUI ALGUNA VEZ, ESTÁ JUSTO AQUÍ, EN TUS OJOS PERFECTOS, ESO ES TODO LO QUE PUEDO VER.
ESTOY CONFUNDIDO TAMBIÉN POR EL POR QUÉ SÓLO QUIERO SABER QUE AQUELLAS COSAS NUNCA CAMBIARÁN PARA NOSOTROS DESPUÉS DE TODO.

Quédate conmigo.

Cuando la noche ha llegado, la tierra está oscura y la luna es la única luz que veremos... no, yo no tendré miedo mientras tú estés conmigo.
Si el cielo que vemos arriba se derrumbara y cayera, o la montaña se desmoronase hacia el mar... no, yo no tendré miedo mientras tú estés conmigo.


Y cariño, cariño, quédate conmigo. ¡Oh!, quédate conmigo.

viernes, 26 de octubre de 2012

Felicidades Ángela.

26 de Octubre de 2012. Hoy es el 20 cumpleaños de Ángela, una chica bastante importante para mí.
Ella es de las pocas personas que me atrevería a confiarle cualquier cosa.  Aveces es un poco cabezota, algo desconfiada, y no me gusta cuando se enfada. Pero por arriba están todos sus valores. Es muy atenta, muy cariñosa, alegre, fiestera, siempre está disponible cuando se la necesita y cuando se entrega como amiga lo hace de verdad. Me encanta su sencillez externa, no necesita sobrecargarse con nada porque ya lo tiene todo.
Hace ya un año que la conozco. Hemos vivido muchos momentos juntas, entre todos, los más importantes para mí: 
-La conocí una tarde de verano. (Yo esperando con Andrés a que bajaras con Ari)...
pero nos hicimos amigas una tarde de películas en casa de Fabeiro, (echo de menos esas tardes, lo pasábamos bien...). 


-A pesar de que mis Navidades pasadas fueron duras, los momentos que estuve con ella logró distraerme.

-Celebramos el día de San Valentín como día de la amistad, nunca había celebrado San Valentín... para mí fue muy especial.

-Mis mejores Carnavales también fueron con ella, tampoco los había celebrado nunca, y esa nueva experiencia jamás la olvidaré, fue increíble, una locura.


Has estado en los momentos que más destacaría de este año, tal vez seas tú la que los hace tan especiales. Muchas gracias por tu amistad. Eres una magnífica persona. Sabes de sobra lo mucho que te aprecio, que siempre estaré aquí para cuando lo necesites, tanto en lo malo como en lo bueno.

Muchísimas felicidades Angelita (cuchicuchi). Te deseo un maravilloso día, y un gran año. Te quiero un montón.



jueves, 25 de octubre de 2012

El científico.


Vengo a reunirme contigo, a decirte que lo siento. Tú no sabes lo encantador que eres. Tenía que encontrarte, decirte que te necesito, decirte que me separé de ti. 
Dime tus secretos, y hazme tus preguntas. Oh, vamos a regresar al comienzo. 
Corriendo en círculos, llegando a las colas, cabezas de la ciencia separadas. Nadie dijo que era fácil, es tal vergüenza para nosotros el separarnos. Nadie dijo que era fácil, nadie dijo jamás que sería así de difícil. Oh, llévame de nuevo al comienzo. 
Sólo estaba imaginando los números y las figuras, separando los rompecabezas. Las cuestiones de la ciencia, de la ciencia y del progreso, no hablan tan ruidosamente como mi corazón. 
Dime que me amas, vuelve y frecuéntame. Oh, cuando acometo al comienzo. Corriendo en círculos, persiguiendo las colas, regresando como somos. 

Coldplay.

miércoles, 24 de octubre de 2012

''M'' de Magia.

Nunca he creído en el destino, pero sin embargo me paro a pensar y caigo en la tentación de crear en mi cabeza todas esas cosas que, si no hubiesen pasado, no habrían provocado que yo estuviese escribiéndote. Extraño, ¿no crees? Toda una cadena de sucesos que provocaron nuestra extraña "coincidencia" en el mundo. Si tu curiosidad hubiese sido menor, si yo hubiese perdido el tren, si ella hubiese estado mejor, si el tiempo nos hubiese dado la espalda, si te hubieses ido antes, y yo hubiese llegado después... Pero, qué más da. No hay que buscarle una explicación racional a la magia, y mucho menos al amor.
Magia es esperar a que vuelvas, reír sin oírte, sentir que respiramos el mismo aire, dedicarte una canción que aún no se ha escrito, soñar despierta que estás soñando conmigo, volverme loca si no te encuentro en cada rincón. Magia es ver cómo te alejas, pero vuelves al momento, sentir cómo me miras desde lejos, pero te siento tan cerca.
Magia no es más que tú. Magia es verte sonreír, recordarte, olvidarte, tener por seguro que algo es para siempre, dudar de si el infinito existe...

Pide un deseo...


Me buscarás en el infierno.

Los caminos se bifurcan, cada uno toma una dirección pensando que al final los caminos se volverán a unir. "No pasa nada, estamos hechos el uno para el otro". Pero desde tu camino ves a la otra persona cada vez más pequeña.
Y al final sólo ocurre una cosa. Llega el puto invierno. No hay vuelta atrás, lo sientes. Entonces intentas recordar en qué momento comenzó todo, y descubres que todo empezó antes de lo que pensabas. Mucho antes. 
Y es ahí, justo en ese momento, cuando te das cuenta de que las cosas sólo ocurren una vez, y que por mucho que te esfuerces, ya nunca volverás a sentir lo mismo.


martes, 23 de octubre de 2012

Cuando callas.

En el olvido quedan las promesas y las palabras, la ilusión viene y va porque el amor se acaba y la atracción termina, porque en la vida nada es para siempre. Porque siempre se sufre por amor, pero siempre buscamos enamorarnos. Eso es así, es la pura verdad.Y cuando me doy cuenta de cómo vamos a pasar por este mundo sin dejar huella después de haber llevado unas vidas estúpidas, comprendo con rabia que en la vida lo único que queda es el amor.

¿Quieres que te hable de él?

Bien. Él es mi canción favorita. Una de esas canciones míticas que sabes que te gustará siempre y no te podrás cansar nunca de escucharla. Él es así. Es como un beso de buenos días, acompañado de una sonrisa mañanera, o como una ducha caliente en un día de frío polar. Él es como un abrazo. Un abrazo de esos que necesitas en un día depresivo. Podría decir incluso que él es todo. Pero no en el sentido típico de la palabra. Todo de verdad. Todo aquello que, una vez que lo pierdes, piensas que ya la vida no sirve más que para darte copias baratas e imitaciones absurdas de la mejor canción de amor que hayas escuchado jamás.
Es el mejor de los tiempos, es el peor de los tiempos. Es la edad de la sabiduría, y también de la locura. Es la época de la fe, y también de la incredulidad, la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Lo tenemos todo, pero no somos dueños de nada, caminamos derechito al cielo pero tomamos el camino a otro lado.

Charles Dikens.

viernes, 19 de octubre de 2012

Lágrimas y lluvia.

Cómo desearía poder rendir mi alma. Deshacerme de la ropa que se convierte en mi piel. Ver al mentiroso que se quema por dentro. Ojalá hubiese elegido la oscuridad del frío. Ojalá hubiese gritado fuera, en vez de no haber encontrado ningún significado.
Creo que es tiempo de correr muy muy lejos. Encontrar consuelo en el dolor. Todo el placer es lo mismo, simplemente me aleja de los problemas, esconde mi verdadera forma. He oído lo que dicen pero no estoy aquí para problemas. Son más que simples palabras. Son sólo lágrimas y lluvia.
Cómo desearía poder caminar por las puertas de mi mente. Sujetar la memoria, ayudarme a entender los años. Ojalá hubiese podido elegir entre el cielo y el infierno. Cómo deseo poder salvar mi alma que está tan cerca del miedo.

Quiero...

Quiero que me oigas, sin juzgarme.
Quiero que opines, sin aconsejarme.
Quiero que confíes en mí, sin exigirme.
Quiero que me ayudes, sin intentar decidir por mí.
Quiero que me cuides, sin anularme.
Quiero que me mires, sin proyectar tus cosas en mí.
Quiero que me abraces, sin asfixiarme.
Quiero que me animes, sin empujarme.
Quiero que me sostengas, sin hacerte cargo de mí.
Quiero que me protejas, sin mentiras.
Quiero que te acerques, sin invadirme.
Quiero que conozcas las cosas mías que más te disgusten, que las aceptes y no pretendas cambiarlas.
Quiero que sepas, que hoy, hoy puedes contar conmigo. Sin condiciones.

Jorge Bucay

martes, 16 de octubre de 2012

No sé si alguna vez podría ser...

Puedes ser las mariposas que siento en mi vientre. Puedes ser el capitán y yo puedo ser tu primer oficial. Puedes ser el escalofrío que siento en una primera cita. Puedes ser el héroe y puedo ser tu patada lateral. Puedes ser la lágrima que lloro. Puedes ser la lluvia de la nube cuando hay tormenta. O puedes ser el sol cuando resplandece en la mañana. Puedes ser el príncipe y yo puedo ser tu princesa. Puedes ser el gusto por lo dulce. Puedes ser el calzado y yo los cordones. Puedes ser el lápiz y yo puedo ser el papel. Puedes ser tan frío como el clima invernal...

Quisiera ser fuerte.

Hubo un tiempo en que mi mundo estaba lleno de oscuridad, la oscuridad. Y dejé de soñar.
Se supone que debo llenarla con algo pero todavía estoy tratando de liberar mi mente.
¿Soy libre o estoy atada?
Puedo cambiar las formas sólo para esconderme en este lugar, pero seguiría siendo un animal.
Hay un agujero que traté de llenar con experiencias equivocadas. Ese agujero tal vez sea más grande ahora.






Algunos se aferran a lo que solían ser y viven la vida mirando hacia atrás. Quién sabe lo que trae mañana en un mundo donde pocos corazones sobreviven.
Todo lo que sé es lo que siento. Cuando es verdadero me siento viva. El amor nos permiten dejar al que pertenecemos, lejos del mundo de abajo.  Todo lo que tenemos es aquí y ahora.

lunes, 15 de octubre de 2012

Conducir.

Me encontraba en el invierno de mi vida, y los hombres a quienes conocí en el camino fueron mi único verano. Por las noches, caía dormida con una imagen de mí misma bailando y riendo y llorando con ellos. Tres días antes de embarcarme en una gira mundial, y mis recuerdos de ellos fueron las únicas cosas que me sostuvieron, y mis únicos y verdaderos momentos felices. Era una cantante, no una popular, que una vez soñó con convertirse en una hermosa poetisa, pero que en una serie de eventos lamentables vio esos sueños venirse abajo y dividirse como un millón de estrellas en el cielo nocturno ante el cual solía soñar una y otra y otra vez, rozagante y triste. Pero no me importó tanto puesto que sabía que se necesita conseguir todo lo que siempre quisiste y luego perderlo para saber que es la verdadera libertad. Cuando las personas a quienes conocía descubrieron qué había estado haciendo, cómo había estado viviendo, me preguntaron por qué. Pero es inútil hablarle a personas que tienen un hogar, ellos no tienen idea de lo que es buscar seguridad en otras personas para poder recostar tu cabeza. Siempre fui una chica rara, mi madre me decía que tenía alma de camaleón. Ninguna brújula de moralidad señalándome cuál era el norte, ninguna personalidad estable. Sólo una indecisión interior que era tan grande y tan vacilante como el océano. Y si dijera que no fue mi intención, que todo se tornara de esta manera, estaría mintiendo, porque nací para ser la otra mujer. Yo no pertenecía a nadie. Lo quería todo con el ardor de cada pequeña experiencia y una obsesión de libertad que me aterrorizaba al punto de que no podía hablar al respecto, y que me impulsó a un punto de locura que me deslumbraba y me mareaba. 

He estado fuera en esa carretera abierta
Puedes ser mi tiempo completo
Blanco y dorado
Cantar blues ha ido haciéndose viejo
Puedes ser mi tiempo completo
Caliente o frío

No me deprimas
He estado viajando por mucho tiempo
He intentado conseguir tanto
Con una linda canción

Escucho los pájaros en la brisa del verano
Manejo rápido
Estoy sola en la noche
He estado tratando de no meterme en problemas, pero
Tengo una guerra en la cabeza
Así que sólo conduzco
Sólo conduzco, sólo conduzco, sólo conduzco

Muriendo jóven y jugando duro
Así es como mi padre hizo de su vida, un arte
Bebiendo el día entero y conversando hasta el anochecer
Así es como las palomas de la carretera lo hacen,
Manejo hasta el anochecer...

No me dejes ahora
No digas adiós
No des la media vuelta
No me dejes en lo alto y seca

Escucho los pájaros en la brisa del verano,
Manejo rápido
Estoy sola en la noche
He estado tratando de no meterme en problemas, pero
Tengo una guerra en la cabeza
Así que sólo conduzco
Sólo conduzco, sólo conduzco, sólo conduzco

Estoy cansada de sentirme como una maldita loca
Estoy cansada de manejar hasta ver las estrellas en mis ojos
Miro al cielo para escucharme decir
Me esfuerzo demasiado, sólo conduzco...

Escucho los pájaros en la brisa del verano,
Manejo rápido
Estoy sola en la noche
He estado tratando de no meterme en problemas, pero
Tengo una guerra en la cabeza
Así que sólo conduzco
Sólo conduzco, sólo conduzco, sólo conduzco...

Todas las noches, solía rezar por que encontrara a mi gente, y finalmente lo hice, en la carretera abierta. No tenemos nada que perder, nada que ganar, nada que deseáramos más, excepto hacer de nuestras vidas una obra de arte. VIVE RÁPIDO. MUERE JOVEN. SÉ SALVAJE. Y DIVIÉRTETE. Creo en el pueblo de América que solía ser, creo en la persona en la que me quiero convertir, creo en la libertad de la carretera abierta. Y mi lema es el mismo de siempre: "Creo en la bondad de los extraños. Y cuando estoy en guerra conmigo misma, conduzco. Sólo conduzco." ¿Quién eres tú? ¿Estás en contacto con todas tus oscuras fantasías? ¿Has creado una vida para ti misma donde eres libre para experimentarlas? Yo lo he hecho. Estoy jodidamente loca. Pero soy libre.

domingo, 14 de octubre de 2012

El club de los poetas muertos.

Me fui a los bosques porque quería vivir sin prisas. Quería vivir intensamente y sacarle todo el jugo a la vida, para no descubrir en el momento de mi muerte que no había vivido.


sábado, 13 de octubre de 2012

Galletitas.

A una estación de trenes llega una tarde, una señora muy elegante. En la ventanilla le informan que el tren está retrasado y que tardará aproximadamente una hora en llegar a la estación.
Un poco fastidiada, la señora va al puesto de diarios y compra una revista, luego pasa al kiosco y compra un paquete de galletitas y una lata de gaseosa.

Preparada para la forzosa espera, se sienta en uno de los largos bancos del andén. Mientras hojea la revista, un joven se sienta a su lado y comienza a leer un diario. Imprevistamente la señora ve, por el rabillo del ojo, cómo el muchacho, sin decir una palabra, estira la mano, agarra el paquete de galletitas, lo abre y después de sacar una comienza a comérsela despreocupadamente.

La mujer está indignada. No está dispuesta a ser grosera, pero tampoco a hacer de cuenta que nada ha pasado; así que, con gesto ampuloso, toma el paquete y saca una galletita que exhibe frente al joven y se la come mirándolo fijamente.

Por toda respuesta, el joven sonríe... y toma otra galletita.
La señora gime un poco, toma una nueva galletita y, con ostensibles señales de fastidio, se la come sosteniendo otra vez la mirada en el muchacho.
El diálogo de miradas y sonrisas continúa entre galleta y galleta. La señora cada vez más irritada, el muchacho cada vez más divertido.
Finalmente, la señora se da cuenta de que en el paquete queda sólo la última galletita. " No podrá ser tan caradura", piensa, y se queda como congelada mirando alternativamente al joven y a las galletitas.
Con calma, el muchacho alarga la mano, toma la última galletita y, con mucha suavidad, la corta exactamente por la mitad. Con su sonrisa más amorosa le ofrece media a la señora.

- ¡Gracias! - dice la mujer tomando con rudeza la media galletita.
- De nada - contesta el joven sonriendo angelical mientras come su mitad.
El tren llega.
Furiosa, la señora se levanta con sus cosas y sube al tren. Al arrancar, desde el vagón ve al muchacho todavía sentado en el banco del andén y piensa: " Insolente".
Siente la boca reseca de ira. Abre la cartera para sacar la lata de gaseosa y se sorprende al encontrar, cerrado, su paquete de galletitas... ¡Intacto!

Jorge Bucay

La otra copa del brindis.

Al principio ella fue una serena conflagración
un rostro que no fingía ni siquiera su belleza
unas manos que de a poco inventaban un lenguaje
una piel memorable y convicta
una mirada limpia sin traciones
una voz que caldeaba la risa
unos labios nupciales, un brindis

Es increíble pero a pesar de todo
él tuvo tiempo de decirse
qué sencillo!!
y tambien : no importa que el fruto sea una oscura maleza.

La manera tan poco suntuaria
que escogieron sus mutuas tentaciones
fue un estupor alegre sin culpa ni disculpa.

Él se sintió optimista, nutrido, renovado
tan lejos del sollozo y la nostalgia
tan cómodo en su sangre y en la de ella
tan vivo sobre el vértice del musgo
tan hallado en la espera
que después del amor salió a la noche
sin luna y no importaba
sin gente y no importaba
sin Dios y no importaba,
a demostrar la anécdota
a componer la euforia
a recoger su parte del botín

Mas...su mitad de amor
se negó a ser mitad
y de pronto él sintió
que sin ella sus brazos estaban tan vacíos
que sin ella sus ojos no tenían qué mirar
que sin ella su cuerpo de ningún modo era
la otra copa del brindis

Y de nuevo se dijo
que sencillo !!
pero ahora lamentó que el futuro
fuera oscura maleza.

Sólo, entonces, pensó en ella....eligiéndola
y sin dolor...
sin desesperaciones,
sin angustia y sin miedo
dócilmente empezó
como otras noches a necesitarla.


MARIO BENEDETTI

Cuento sin U

Caminaba distraídamente por el camino y de pronto lo vio. Allí estaba el imponente espejo de mano, al costado del sendero, como esperándolo.
Se acercó, lo alzó y se miró en él.
Se vio bien.
No se vio tan joven , pero los años habían sido bastante bondadosos con él. Sin embargo, había algo desagradable en la imagen de sí mismo.
Cierta rigidez en los gestos lo conectaba con los aspectos más agrios de la propia historia: La bronca, el desprecio, la agresión, el abandono, la soledad.
Sintió la tentación de llevárselo, pero rápidamente desechó esa idea. Ya había bastantes cosas desagradables en el planeta para cargar con otra más.
Decidió irse y olvidar para siempre ese camino y ese espejo insolente. Caminó por horas tratando de vencer la tentación de volver atrás hacia el espejo. Ese misterioso objeto lo atraía como los imanes atraen a los metales.
Resistió y aceleró el paso. Tarareaba canciones infantiles para no pensar en esa imagen horrible de sí mismo.
Corriendo, llegó a la casa donde había vivido desde siempre, se metió vestido en la cama y se tapó la cabeza con las sábanas. Ya no veía el exterior, ni el sendero, ni el espejo, ni la imagen de él mismo reflejada en el espejo; pero no podía evitar la memoria de esa imagen: la del resentimiento, la del dolor, la de la soledad, la del desamor, la del miedo, la del menosprecio.
Había ciertas cosas indecibles e impensables, pero él sabía donde había empezado todo esto.
Empezó esa tarde, hacía treinta y tres años... El niño estaba tendido, llorando frente al lago el dolor del maltrato de los otros.
Esa tarde, el niño decidió borrar, para siempre, la letra del alfabeto.
Esa letra. Esa. La letra necesaria para nombrar al otro si está presente. La letra imprescindible para hablarle a los demás, al dirigirles la palabra. Sin manera de nombrarlos dejarían de ser deseados y entonces no había motivo para sentirlos necesarios....se sentiría, por fin, libre...
Escribiendo sin "U" puedo hablar hasta el cansancio de mí, de lo mío, del yo, de lo que tengo, de lo que me pertenece... Hasta puedo escribir de él, de ellos y de los otros.
Pero sin "U" no puedo hablar de ustedes, del tú, de lo vuestro. No puedo hablar de lo suyo, de lo tuyo, ni siquiera de lo nuestro.
Así me pasa. A veces pierdo la "U" y dejo de poder hablarte, pensarte, amarte, decirte. Sin "U", yo me quedo pero tú desapareces... Y sin poder nombrarte, ¿cómo podría disfrutarte?
Como en el cuento... si tú no existes, me condeno a ver lo peor de mí mismo reflejándose eternamente en el mismo, mismísimo, estúpido espejo.

Jorge bucay.

jueves, 11 de octubre de 2012

A veces cuando algo sucede, pensamos que no debería haber ocurrido así. Por eso sentimos que todo ha terminado cuando muere un ser querido, cuando perdemos, cuando sufrimos cualquier derrota...Y no es verdad. Ése es el principio siempre. Porque la grandeza se alcanza, no cuando todo va bien, sino cuando la vida te pone a prueba, cuando tienes un gran tropiezo, cuando te decepcionan, cuando la tristeza te invade. Porque solamente estando en lo más profundo del valle, puede saberse lo magnífico que es estar en la cima de una montaña.

Yo tampoco tengo este tipo de fotos...

Las fotos suelen mostrar imágenes sonrientes. Nacimientos, bodas, vacaciones, fiestas de cumpleaños... La gente hace fotos de los momentos felices de sus vidas. Cualquiera que mirara nuestro álbum de fotos concluiría que hemos tenido una existencia dichosa y de ocio, libre de tragedias. Nadie hace nunca fotografías de las cosas que quiere olvidar.

10 cosas que he aprendido.

1. Nadie es perfecto hasta que te enamoras.
2. La vida es dura pero yo puedo serlo más.
3. Las oportunidades que pierdo las aprovecha otro.
4. Cuando siembro rencor y amargura la felicidad se va a otra parte.
5. Necesitaría usar siempre palabras buenas porque quizás las malas me las tenga que tragar mañana.
6. Una sonrisa es el mejor modo de mejorar tu aspecto.
7. No puedo elegir cómo me siento pero siempre puedo hacer algo al respecto.
8. Todos quieren vivir en la cima de la montaña pero toda la felicidad pasa mientras la escalas.
9. Se necesita gozar del viaje y no pensar sólo en la meta.
10. Cuanto menos tiempo derrocho más cosas hago.

martes, 9 de octubre de 2012

Sólo dime si has amado realmente a una mujer.

Para amar realmente a una mujer, para entenderla tienes que conocerla en lo más profundo, escuchar cada pensamiento, ver todos sus sueños y darle alas cuando ella quiere volar. Y cuando te encuentras que estás indefenso en sus brazos, sabrás que realmente amas a una mujer.

Cuando amas a una mujer le dices que ella es realmente una mujer. Cuando amas a una mujer le dices que ella es la única. Ella necesita que le digas que va a durar para siempre.
Así que dime, alguna vez realmente, realmente, realmente... alguna vez has amado a una mujer? 

Para amar realmente a una mujer... que ella te mantenga hasta que tú sepas cómo necesita ser tocada. Tú tienes que tener su aliento y su gusto hasta que puedas sentir en su sangre a tus hijos nacer en sus ojos. Entonces tú sabes que realmente amas a una mujer.

Tienes que darle un poco de fe, abrazarla, un poco de ternura. Tienes que tratar a su derecho, ella estará allí para ti, ye cuidará bien. Y cuando te encuentras que estás indefenso en sus brazos tú sabes que realmente amas a una mujer.



lunes, 8 de octubre de 2012

CONTROL

CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL CONTROL

sábado, 6 de octubre de 2012

RimaLXXV

¿Será verdad que, cuando toca el sueño,
con sus dedos de rosa, nuestros ojos,
de la cárcel que habita huye el espíritu
en vuelo presuroso?

¿Será verdad que, huésped de las nieblas,
de la brisa nocturna al tenue soplo,
alado sube a la región vacía
a encontrarse con otros?

¿Y allí desnudo de la humana forma,
allí los lazos terrenales rotos,
breves horas habita de la idea
el mundo silencioso?

¿Y ríe y llora y aborrece y ama
y guarda un rastro del dolor y el gozo,
semejante al que deja cuando cruza
el cielo un meteoro?

Yo no sé si ese mundo de visiones
vive fuera o va dentro de nosotros.
Pero sé que conozco a muchas gentes
a quienes no conozco.

Gustavo Adolfo Bécquer

martes, 2 de octubre de 2012

Te quiero como a las estrellas del cielo, te querré hasta la muerte.

Romeo, enfermo de amor, canta una serenata callejera , deprimiendo a todo el mundo con su canción de amor. Encuentra una farola apropiada, sale de las sombras, y dice algo así como: "¿Qué hay de nosotros, nena?" 
Julieta dice: "¡Ah! ¡Es Romeo!, casi me matas del susto" 
Él, bajo la ventana. 
Ella canta "¡Laralá! Mi chico ha vuelto" No deberías venir por aquí, despertando a la gente con tus canciones. De todos modos, ¿qué le vamos a hacer? 

"Julieta, los dados estaban trucados desde el principio y aposté y estallaste en mi corazón y olvidé, olvidé... la canción de la película. ¿Cuándo te vas a dar cuenta de que, simplemente, no era el mejor momento? Julieta" 
Van por distintas calles, calles de vergüenza, ambas sucias, ambas vulgares, y el sueño era el mismo. Y soñé tu sueño por ti y ahora tu sueño es real.¿Cómo me puedes mirar como si yo fuera uno más de tus líos? 

Puedes ceder por cadenas de plata, puedes ceder por cadenas de oro, puedes enamorarte de atractivos desconocidos y de sus promesas. Tú me lo prometiste todo, me prometiste el oro y el moro, 
y ahora sólo sueltas: "¿Romeo? Ah! Sí, tuve una historia con él." 
Julieta, cuando hacíamos el amor solías llorar. Te decía: "Te quiero como a las estrellas del firmamento. Te querré hasta la muerte" Hay un lugar para nosotros, ya conoces la canción ¿Cuándo te vas a dar cuenta de que no era el momento apropiado, Julieta? 

No sé hablar como lo hacen en TV y no sé hacer una canción de amor como se debería hacer. No lo puedo hacer todo, pero haría cualquier cosa por ti. No puedo hacer nada excepto estar enamorado de ti. 

Todo lo que hago es extrañarte, y a la forma como estábamos juntos. Todo lo que hago es mantener el latido y las malas compañías. Todo lo que hago es besarte a través de los versos de un poema. Julieta, haría las estrellas contigo en cualquier momento.