martes, 4 de septiembre de 2012

Sigue brillando diamante loco.

Recuerda cuando eras joven, brillabas como el sol. Sigue brillando, diamante loco. Ahora hay una mirada en tus ojos como agujeros negros en el cielo. Quedaste atrapado en el fuego cruzado de la niñez y el estrellato levado por la brisa de acero. Adelante, tú, objetivo de risas lejanas. Adelante, tú, leyenda, tú, mártir, y ¡brilla!. Perseguiste el secreto demasiado pronto y lloraste por la luna. Amenazado por las sombras de la noche e indefenso en la luz. Dejaste de ser el bienvenido con precisión aleatoria, cabalgando la brisa de acero. Adelante, tú, loco delirante y visionario. Adelante, tú, pintor, tú, gaitero, tú, prisionero, y ¡brilla!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario