martes, 28 de agosto de 2012

Control.

Sé que he irrumpido en tu vida, no tú en la mía. Tenía la sensación de que las cosas se estaban aclarando un poco, pero ahora veo cómo todo se viene abajo ante mis ojos. Estoy pagando caro mis errores del pasado, nunca pensé que una equivocación en mi vida hace cuatro o cinco años haría que me sintiera como me siento. Lucho entre lo que dice mi cabeza que está bien y una verdad tergiversada que veo a través de los ojos de otras personas que no tienen corazón y no saben dónde está la diferencia. He visto “Apocalypse now” en el cine, no podía apartar los ojos de la pantalla. En la película se oye a Marlon Brando leyendo Los Hombres Huecos; la lucha entre la conciencia de un hombre y su corazón, hasta que pierde el control, se le escapa de las manos y no hay forma de repararlo. ¿Es todo tan inútil al final? ¿Hay algo más? ¿Qué hay más allá? ¿Que nos queda para seguir? Tengo el presentimiento de que mi epilepsia se va a agravar. Me asusta. Mentiría si digiera ya no tengo miedo. He pensando en ti constantemente, intentado racionalizar nuestra situación, recordando las cosas que hemos hecho. Me acosan imágenes y pensamientos, los veo pasar ante mis ojos día y noche. Y aunque algunas cosas se escapan a mi comprensión, sé que te amo y que te amaré siempre.

Control.

Existencia...bueno, ¿que importancia tiene? Yo existo en la mejor forma en que puedo. El pasado es ahora parte de mi futuro. El presente se me ha ido de las manos.

Control.

Desearía ser una pintura de Andy Warhol colgada en la pared. O un pequeño Joe o tal vez Lou. Me encantaría ser todos ellos. Todos los corazones rotos y secretos de New York serían míos.
Te pondría en un carrete de película y eso sería grandioso.

miércoles, 22 de agosto de 2012