jueves, 19 de abril de 2012

verbo

Nuestros conocidos y compatriotas. Bien podrá ser que parezca que son ellos mismos. Pero que lo sean realmente y en efecto, eso no lo creas de ninguna de las maneras. Debe de ser que los que me han encantado habrán tomado esa apariencia y semejanza, porque es fácil a los encantadores tomar la figura que se les antoja. Y también lo habrán hecho para que yo vacile mi entendimiento y no sepa atinar de dónde me viene este daño. Yo me veo enjaulada, cuanto más de la que está encantada como yo no tiene libertad para hacer de su persona lo que quisiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario