martes, 7 de febrero de 2012

Y que todo lo que te propongas lo consigues si realmente es lo que sientes

En estos últimos años he aprendido que, a veces, ni la familia está cuando más lo necesitas. Que las cosas no vienen hacia ti, las tienes que buscar tú. Que sólo hay triunfo si te esfuerzas y luchas. Que si quieres no hay nadie que pueda oponerse a tus deseos. Y que no hay mayor satisfacción que la de sentirse realizado con lo que realmente amas.
La vida no nos viene dada ya de fábrica, nadie ha escrito un guión de nosotros. Todo lo que suceda es consecuencia de tu presente. Por eso es fácil rectificar, siempre es un buen momento para cambiar y comenzar otra vez. Y ahora es un buen momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario