sábado, 14 de enero de 2012

Que nada nos quite nuestra manera de disfrutar la vida.

Hay días en los que uno no se levanta con ganas de sonreír, y mucho menos de hacer sonreír a los demás. Esos días donde la realidad parece tener un sólo punto de vista, el negativo. No es falta de inspiración, es el mal rollo que alguien te contagia o esa sensación de que el mundo ya no está para bromas. 
Se puede ver cada día el lado bueno de todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario