miércoles, 2 de noviembre de 2011

¿Y ahora qué?

Solíamos estar juntos, todos los días siempre juntos. Realmente siento que estoy perdiendo a mi mejor amigo. No puedo creer que esto pueda ser el fin. Parece como que estás permitiendo que continúe, y si es verdad no lo quiero saber. No hables porque sé lo que estás diciendo, no me lo digas porque me hiere. No hables porque sé lo que estás pensando, no necesito tus razones. Todo está terminando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario