jueves, 17 de noviembre de 2011

Mi mundo es amarillo

En el universo no hay reglas. Cualquier mundo se rige por reglas, pero mi mundo no las tiene, es tal y como yo quiero que sea. No me gustan reglas, así que jamás he deseado que mi mundo las tenga. Sería una incongruencia. No creo que sean necesarias, no sirven de nada, sólo están para que te las saltes. Nada de lo que te dicen que es sagrado en esta vida creo que lo sea. Nada de lo que digan que es lo correcto creo que lo sea. Todo tiene dos caras, todo tiene dos perspectivas.
Yo sólo he creído en mi mundo, no en el que nos cuentan. El mundo que nos muestran en las películas, el del cine, es un mundo creado por tópicos que no son verdad, y acabamos pensando que el mundo es así. Te enseñan cómo es el amor, y luego te enamoras y no es como en las películas (ojalá lo fuera). Te enseñan cómo es el sexo, luego lo tienes y tampoco es como en las películas. Hasta te enseñan cómo son las rupturas de parejas. Cuántas veces la gente ha quedado con su pareja en un bar y ha emulado una ruptura de cine. Y no funciona, no funciona porque lo que en el celuloide se despacha en cinco minutos, luego a ti te lleva seis horas y al final no rompes sino que te comprometes a casarte y tener hijos.
Tampoco creo en las etiquetas que pretenden definir a las generaciones. Yo no me siento generación X, ni generación iPod, ni mucho menos generación metrosexual o übbersexual.
En mi mundo no hay etiquetas, no hay normas, no hay reglas.
Yo solo tengo creencia de la propia creencia y creación. Creer y crear.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Yo no sé lo que busco eternamente
en la tierra, en el aire y en el cielo;
yo no sé lo que busco, pero es algo
que perdí no sé cuándo y que no encuentro.
aun cuando sueñe que invisible habita
en todo cuanto toco y cuanto veo.

Felicidad, no he de volver a hallarte
en la tierra, en el aire ni en el cielo,
¡aún cuando sé que existes 
y no eres vano sueño.

martes, 8 de noviembre de 2011

Así que escúchame porque lo único que veo eres tú y yo

Hola Mundo, espero que estés escuchando. Perdona si soy joven, hablando fuera de lugar, pero es que hay alguien a quien he extrañado y creo que podría ser la mejor mitad de mí.  Está en el lugar equivocado, tratando de hacer lo correcto, y estoy cansada de justificarme. Así que sólo digo que he estado esperando por ti desde hace mucho, y ahora hay una guerra entre las vanidades. Pero lo único que veo eres tú y yo, porque la pelea por ti es todo lo que he conocido, vuelve.
Me pierdo en la belleza de todo lo que veo. El mundo no es ni la mitad de malo de lo que lo pintan. Si todos dejaran de tomarlo así, ojalá el odio desapareciera y empezara el amor. Podríamos comenzar ahora, o tal vez estoy soñando muy alto.
Todo lo que no puedo ser es todo lo que tú debes ser, por eso te necesito

miércoles, 2 de noviembre de 2011

¿Capaz o incapaz?

Las cosas pasan, sólo has de asegurarte que sean buenas.

Capaz.

¿Y ahora qué?

Solíamos estar juntos, todos los días siempre juntos. Realmente siento que estoy perdiendo a mi mejor amigo. No puedo creer que esto pueda ser el fin. Parece como que estás permitiendo que continúe, y si es verdad no lo quiero saber. No hables porque sé lo que estás diciendo, no me lo digas porque me hiere. No hables porque sé lo que estás pensando, no necesito tus razones. Todo está terminando.

martes, 1 de noviembre de 2011

Éxito y fracaso.

No hay nada que fracase. Todo continúa. Se ha hecho el trabajo. Si está bien, aprendes. Si está mal, aprendes todavía más. El único fracaso es detenerse. No trabajar es apagarse, endurecerse, ponerse nervioso. No trabajar daña el proceso creativo.