domingo, 18 de septiembre de 2011

No debemos condicionar nuestra felicidad a una determinada persona sino a quien la vida pone a nuestro lado porque la vida, a veces, nos permite conocer personas maravillosas, pero no coincidir vivir la vida al lado de ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario