sábado, 30 de julio de 2011

Only you know me.

Si un hombre pudiera golpear tu fantasía, se crearía en cautividad, es inútil. He estado haciendo lo que me gusta, cuando me gusta y como me gusta pero sin alegría. 
Solo tú me conoces.
He tirado toda esta paz a la basura, pasos de bebés hasta que llego a decir lo que siento. Estoy histérica, el amor es sólo química, es algo que me detiene. 
Sólo tú me conoces.
Desde que te fuiste mi corazón se rompe todos los días. Tú no lo sabes porque no estás aquí. Simplemente buscaste las palabras adecuadas para hacer un montón de sentimientos que se desvanecen. Sólo tú me conoces.
Estoy bien y el sol brilla a menudo ¿qué estás pensando? Golpeando mi mente con este vino de vagabundo, cariño, estoy bebiendo. 
Sólo tú me conoces.

Robbie Williams.

¿Podrías explicarme qué es el amor? ¿Qué es estar enamorado? ¿Qué se siente?

Para mí es ver la perfección en una persona aunque no lo sea. Es encontrar refugio en alguien cuando más lo necesitas. Es atreverte a decirle todas tus malas vivencias, tus pensamientos, tus malos días a alguien sin que este te rechace luego por ello, decirle esas cosas que nunca contarías a nadie porque son personales. Es compartir vivencias. Es demostrar tu aprecio día a día estando con esa persona. Es quedarse hablando hasta las tantas y que el tiempo pase sin daros cuenta. Es quererlo ver de nuevo después de haberos despedido. Es pensar en cómo está, en qué estará haciendo cuando no estás con él. Es querer besarlo cuando ves sus fotos. Es poder confiar en alguien y tener la certeza de que nunca te fallará. Que para ti lo más importante sea esa persona y para esa persona lo primordial seas tú. Que seáis dos personas en una, que exista la unión, que exista el compromiso. Es desear a alguien porque te gustan sus gestos, sus expresiones, sus defectos, sus virtudes. Porque sientes algo, porque cuando le ves te llenas de alegría, de amor, porque te hace feliz su presencia, porque ese algo que faltaba en tu vida es esa persona.

No creo que sea la única a la que le sucede. ¿No has tenido de esos días que sientes que te falta algo, que estás mal por algo y no tienes razón por la que estarlo? Días en los que buscas el apoyo de alguien, alguien con el que hablar, pero estás en tu casa y todo el mundo te busca defecto, te grita, te miran mal... ¿no lo has tenido? Intentar hablar con tu madre y sólo te recrimina tus equivocaciones, pone falta a lo que haces y si dices algo te grita más. Hoy he tenido esa clase día.
Luego llega la tarde, decides salir con tus amigos a distraerte un poco, pero como ya has discutido y te han gritado te sientes peor y por mucho que intentas distraerte te derrumbas más. Es asqueroso y humillante. Creer que las personas que más quieres estarán para lo bueno y malo... pero es simplemente creer.
Por la noche, llegas a casa y no hay nadie. Te sientas delante del ordenador a escuchar canciones melancólicas solo con la intención de sentirte identificado mientras buscas fotos de soledad y escribes tus penas.
Sí, este ha sido mi día de hoy. Triste, humillante, malo... días así deberían estar prohibidos.

sábado, 2 de julio de 2011

Es inevitable seguir respirando cuando pasas cerca. Pero para siempre me parece mucho tiempo, y una noche es poco rato.
Nadie sabe lo que corre por mi cuerpo cuando tus ojos me gritan de esa manera que me hace enmudecer, no me pidas que viva sólo con cinco sentidos, siempre voy a querer más. Pero si algo tengo claro, es que me jugaría la boca, por morder tus labios.