sábado, 26 de marzo de 2011

Reflexiones.

Fácil es ocupar un lugar en la agenda, difícil es ocuparlo en el corazón.
Fácil es juzgar los errores de otros, difícil es reconocer los nuestros.
Fácil es herir a quien nos ama, difícil es curar esa herida.
Fácil es perdonar a otros, difícil es pedir perdón.
Fácil es exhibir la victoria, difícil es asumir la derrota con dignidad.
Fácil es soñar, difícil es luchar por un sueño.
Fácil es decir que amamos, difícil es demostrarlo.
Fácil es criticar a los demás, difícil es mejorar uno mismo.
Fácil es recibir, difícil es dar.
Fácil es pensar en mejorar, difícil es dejar de pensarlo y realmente hacerlo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario